Carlos Arguedas C.. 27 febrero

Un corto circuito es para las autoridades judiciales la causa de un incendio que se produjo la madrugada de este miércoles en una vivienda, en la cual falleció un trabajador de la municipalidad de Abangares.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y el Cuerpo de Bomberos informaron de que el siniestro ocurrió a las 4:04 a. m. en una casa ubicada 150 metros al este del monumento al Minero, en San Antonio de Las Juntas de Abangares, en Guanacaste.

La víctima fue identificada como Lindberg Ceferino Vega Arias, de 51 años, y quien era el encargado de Obras y Servicios del ayuntamiento de Abangares. Laboraba en el municipio desde 1995.

De acuerdo con la información oficial, el personal de la primera unidad extintora llegó al sitio a las 4:09 a. m., para atender fuego en una vivienda de 60 metros cuadrados de construcción mixta, es decir divisiones de madera y paredes de concreto.

Luego confirmaron que las llamas consumieron el 95% de la estructura.

Cuando los bomberos iniciaron con la labor de escombreo, encontraron el cuerpo de la víctima. Vega Arias vivía solo.

Información recopilada por la Policía Judicial da cuenta de que los vecinos escucharon algo parecido a una explosión durante la madrugada y les llegó olor a humo. Cuando salieron observaron que la casa de Vega se estaba quemando.

El cuerpo de la víctima apareció en la sala y debajo de un colchón. Lo que se presume es que el hombre intentó protegerse de las llamas con el colchón para poder llegar a la puerta de entrada y ponerse a salvo. Sin embargo, probablemente el humo lo asfixió.

Investigadores determinaron que las llamas comenzaron en una pantalla de televisión.

Asimismo, la policía hizo ver que la casa no tenía salida para la parte de atrás, pues lo que había eran rejas metálicas.

Los Bomberos hicieron un llamado a los costarricenses para que no bajen la guardia y elaboren planes de evacuación de las casas de habitación en caso de incendio. Asimismo, el mantener extintores, detectores de humo y lámparas de emergencia.

El Cuerpo de Bomberos informó de que esta es la segunda víctima de un incendio en lo que llevamos del 2019. El primero fue un joven de 20 años identificado como Ronaldo Abrego Venado.

La víctima resultó con graves quemaduras el 14 de enero anterior en Santa María de Dota, San José, cuando intentó encender una cocina de gas. El joven, quien era de origen indígena, falleció el 22 de enero mientras se encontraba en la Unidad de Quemados del Hospital San Juan de Dios.

Durante este año se han atendido 217 incendios en estructuras, es decir, uno cada 6 horas.

El incendio se presentó en las cercanías del monumento al Minero en Las Juntas de Abangares, Guanacaste.
El incendio se presentó en las cercanías del monumento al Minero en Las Juntas de Abangares, Guanacaste.

Nota actualizada a las 3 p. m. con información del OIJ