Carlos Láscarez S.. 25 octubre, 2017

Un deslizamiento de más de 50.000 metros cúbicos de material provocó, este miércoles, un taponamiento en el río Jorco, lo que a su vez hizo que se creara una laguna de 250 metros, confirmó la Municipalidad de Desamparados.

La emergencia ocurrió a las 7 a. m. en San Miguel de Higuito, específicamente con la zona que colinda con el sector 7 de Los Guido de Desamparados, luego de que se escuchó un fuerte estruendo, dijeron vecinos.

En esta fotografía tomada con un dron a las 3 p.m. se observa las dos lagunas formadas en el cauce del río Jorco luego del deslizamiento.
En esta fotografía tomada con un dron a las 3 p.m. se observa las dos lagunas formadas en el cauce del río Jorco luego del deslizamiento.

Dos viviendas fueron afectadas por el alud: una manera parcial y otra total. Las casas se sitúan a unos 200 metros del cauce del río Jorco.

Gilberth Jiménez Siles, alcalde de Desamparados, explicó que debido de la caída de material se formó una laguna de más de 250 metros lineales, la cual tenía una profundidad de unos cuatro metros.

"Dos casas se evacuaron en el sitio de forma preventiva cerca del río. Otras 16 familias de barrio la Veranera (120 personas) fueron convencidas de que salieran de sus viviendas, ante el riesgo de que lloviera y fueran afectadas por el material río arriba. Lo catalogamos como una emergencia extrema" explicó Jiménez.

Con la ayuda de una retroexcavadora, a las 7 p.m. inició el drenaje del agua de las lagunas, lo que durará varias horas en vaciar.
Con la ayuda de una retroexcavadora, a las 7 p.m. inició el drenaje del agua de las lagunas, lo que durará varias horas en vaciar.

El funcionario añadió que el río Jorco cuenta con una de las cuencas más fuertes de Desamparados, ya que nace en el cerro El Tablazo, por lo que recoge aguas desde las zonas altas.

"En el residencial Valladolid la gente estaba muy preocupada, por lo que se les tuvo que calmar y decirles que estuvieran tranquilos", dijo el alcalde.

Entre las primeras medidas efectuadas estuvo la llegada de dos retroexcavadoras, las cuales trabajaron hasta las 7 p.m., con la finalidad de abrir paso al agua y retirar el barro y los palos.

Para ello, tuvieron a favor el clima, ya que no presentaron lluvias. También se ordenó habilitar un albergue con capacidad para 50 personas en Higuito, destinado para los habitantes de barrio la Veranera.

Otros barrios que corren el riesgo de avalancha, en caso de que la correntada baje,son La Capri, Las Lomas y Café Campo, entre otros, confirmó el Ayuntamiento.

Julio Madrigal Mora, geólogo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), efectuó una inspección de la zona y confirmó el represamiento del río Jorco. Calculó entre 45.000 a 50.000 metros cúbicos de material entre roca y material arenoso.

"En la parte frontal el taponamiento tiene una profundidad de cuatro metros. Varias familias de barrio la Veranera se les recomendó que salieran hacia casa de familiares. La idea es que si empieza a llover en horas de la noche y madrugada, ya no haya nadie acá. Las casas van a ser vigiladas por la Fuerza Pública y por parte de algunos vecinos", aseveró Madrigal.

Para este jueves, está previsto que un grupo de expertos regresen a la zona, para efectuar una nueva valoración y observar el nivel de agua que ha salido.

Perros y gallinas la alertaron. María Elena Mora, quien habita junto a su esposo a 200 metros del punto donde se creó la laguna, explicó que el deslizamiento ocurrió minutos antes de las 7:30 a.m., cuando pretendía ir a recargar el celular.

"Vi que el perro estaba muy nervioso y las gallinas empezaron a cacarear. Pensé que se trataba de un terremoto por el estruendo y cimbronazo que hubo. Nunca habíamos tenido problemas con el río Jorco. Gracias a que mi esposo es constructor hizo esta casa con cimientos muy buenos. Lo que perdimos fue una cabaña de madera que quedó aterrada. No sé que hubiera pasado con lluvia" dijo asombrada.

Además de la cabaña, también perdieron varios árboles de naranjo y guayabo, los cuales mantenían en un área plana. Agregó que solo esperan que las autoridades cumplan con la promesa de un muro que le hicieron, a cambio de que la maquinaria realizara los trabajos de limpieza.