Desastres

Deslizamiento en Alajuelita agrietó viviendas y pone en riesgo a 20 familias de calle El Mango

Entidades de ayuda social y comité municipal coordinan para pronta salida de personas que están en alto riesgo

Los graves daños en las estructuras de calle El Mango en San Josecito de Alajuelita, obligan a una urgente movilización de 20 familias a sitios más seguros. Foto: Cortesía Municipalidad de Alajuelita.

Las lluvias de los últimos días reactivaron un deslizamiento en San Josecito de Alajuelita que tiene en riesgo a decenas de familias de calle El Mango, donde desde hace varios años unas tres hectáreas muestran inestabilidad.

Así lo confirmaron el geólogo Julio Madrigal, de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), y el alcalde de ese cantón, Modesto Alpízar.

En este momento hay 20 familias en un estado de vulnerabilidad muy alto, pues están muy cerca de la quebrada Chinchilla y sus casas tienen grandes agrietamientos y otros daños estructurales en pisos, paredes y accesos, “hay unas que están prácticamente partidas”, explicó Alpízar.

El funcionario recordó que en el 2018 decenas de familias tuvieron que dejar sus casas a raíz de los efectos que en el 2017 dejó la tormenta Nate y que resultaron devastadores, porque las casas comenzaron a agrietarse.

Ahora, las lluvias de las últimas semanas han minado otros terrenos que estaban en la zona de amortización y eso tiene en riesgo a esas 20 familias, mientras otras 62 casas están con riesgo intermedio, pues permanecen en la parte afectada.

Se está a la espera de que el Ministerio de Salud emita las órdenes sanitarias que permitan gestionar con el Instituto Mixto de Ayuda Social el pago de al menos tres meses de alquiler y que las 20 familias de alto riesgo salgan cuanto antes.

En la escuela de Tejarcillos se habilitó un albergue para cualquier eventualidad, mientras los damnificados, que son mayoritariamente de clase media y baja, deciden las acciones por seguir.

Las paredes que dan a la quebrada Chinchilla son muy frágiles y con las lluvias se desprenden bloques que forman tapones de sedimento, que con precipitaciones fuertes generan corrientes de lodo que falsean aún más las casas que están casi al borde del cauce.

El deslizamiento afecta toda el área marcada, pero el bloque de casas que se ve en el centro ya está en alto riesgo. Foto: Cortesía Municipalidad de Alajuelita.

La CNE realizó una inspección la semana pasada y determinó la urgencia de evacuar las casas de la parte alta.

Ya el comité municipal se reunió con instituciones de vivienda y de ayuda social para acelerar los estudios que permitan facilitar ayuda a los afectados.

“Nos encontramos muy ocupados y preocupados por esta situación, buscando el apoyo de las instituciones para la pronta atención a las familias altamente afectadas”, indicó el alcalde.

Pese a que en el 2008 y en el 2010 los geólogos de la CNE advirtieron del riesgo en el terreno, por estar muy cerca de una falla sísmica, el INVU adquirió los terrenos en el 2011 y se levantaron las casas.

Una situación muy similar se vive en Desamparados, donde 24 casas fueron declaradas inhabitables en los últimos días al reactivarse un deslizamiento en Los Guido.

Daños en varios puntos de la ruta que une Platanares con Pejibaye de Pérez Zeledón, obligaron a su cierre desde este jueves. Foto: Mario Cordero.

Carretera cerrada

En otra afectación por lluvias, el Consejo Nacional de Vialidad confirmó el cierre de la ruta Nacional 244, en Platanares de Pejibaye, Pérez Zeledón.

En la zona hubo un deslizamiento de material que daño un paso de alcantarilla, la carpeta asfáltica y las bases entre las zonas de Mollejones de Platanares y Pejibaye.

Por tal motivo, se activó el protocolo de emergencia para una atención inmediata y se coordinó con la Policía de Tránsito, el municipio y la CNE, pues parte de la afectación está en una finca privada y eso sale de las competencias del Conavi.

“La solución definitiva consistirá en un banqueo con material competente, sustitución de la tubería afectada, obras de mitigación de aguas y obras de protección al talud”, dice un comunicado de esa entidad y advierte que para ejecutar estas obras se necesita realizar un cierre total de la vía.

Se trata de una carretera muy usada por agricultores de café, frijoles, tiquisque, ayote y otros cultivos, quienes ahora deben utilizar rutas alternas, como la que comunica calle Los Reyes con el Matadero.

La CNE también informó de que por las lluvias y el paso de la onda tropical N.° 47 la noche del miércoles, se atendieron 42 incidentes por inundación principalmente en la zona sur, mientras que la tarde de este jueves otros 13 se atendieron en Desamparados, La Unión, Cartago y Curridabat.

Sigifredo Pérez, jefe de Operaciones de la CNE, dijo que en Puerto Jiménez de Golfito, a raíz de las precipitaciones, 15 familias tuvieron que ser movilizadas a casas de familiares la noche del miércoles.

Las alertas de la CNE fueron actualizadas debido a que el Instituto Meteorológico Nacional anuncia un incremento en las lluvias en lo que resta de la semana.

Quedan con alerta amarilla todas las regiones del país, con excepción del Caribe, donde rige una alerta verde.

Este jueves a eso de las 2 p. m. un torbellino se formó cerca del estadio de San Miguel de Naranjo, Alajuela. Según el despachador de Bomberos, Esteban Salas, una extintora atendió varios cortocircuitos causados por el disturbio y durante casi dos horas revisaron varias acometidas de viviendas.

Hubo 18 casas afectadas por desprendimiento de algunas láminas plásticas y de zinc y la Cruz Roja atendió a tres pacientes por crisis nerviosas.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.