Hugo Solano C.. 23 junio

El miércoles pasado fue el día con más rayos en lo que va de este año: cayeron 30.323.

Así lo afirmó Ileana Mora del Departamento de Descargas Atmosféricas del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), quien informó que este año la tendencia podría superar la marca de rayos detectados en nuestro territorio.

Hasta el momento se registran más de 435.000 descargas y todavía faltan más de cinco meses de la estación lluviosa.

Aunque las regiones que han presentado la mayor densidad este año se ubican en la zona norte, el Caribe norte y el Valle Central, hay una variabilidad interanual; es decir, las regiones pueden cambiar.

En promedio, usualmente la mayor densidad de descargas atmosféricas en el país ha caído al oeste del Valle Central, en las localidades de Alajuela, Mora, Puriscal, Santa Bárbara de Heredia y otras zonas.

El mes pasado, en Santa Fe de Pérez Zeledón, una descarga mató a un peón agrícola de 29 años y la onda expansiva afectó a otros de sus compañeros. Es el único fallecido por efecto de un rayo este año.

Recuerde que, en caso de rayería, se debe evitar refugiarse debajo de árboles aislados, así como usar paraguas con punta de metal en lugares abiertos. En general, es mejor no estar en sitios abiertos, sino dentro de edificaciones, carros o viviendas.

¿Qué hacer en caso de rayería?
¿Qué hacer en caso de rayería?

Al asentarse de lleno las precipitaciones en todo el territorio nacional, la rayería que acompaña la mayoría de los aguaceros es motivo de seguimiento por parte del ICE, ya que esa institución utiliza la información histórica y en tiempo real para asegurar la calidad de los servicios de electricidad y telecomunicaciones.

Igualmente, la información en tiempo real les sirve para la prevención de accidentes, debido a que gran cantidad de sus empleados realizan labores a la intemperie. La información también se comparte con otras entidades estatales cuyos funcionarios trabajan en esas mismas condiciones.

El miércoles las lluvias más fuertes se concentraron en el Valle Central, la zona norte y el Pacífico norte, ese día tiene el récord de rayos caídos en lo que va de este año. Mapa: cortesía del IMN.
El miércoles las lluvias más fuertes se concentraron en el Valle Central, la zona norte y el Pacífico norte, ese día tiene el récord de rayos caídos en lo que va de este año. Mapa: cortesía del IMN.
Rayería por año entre enero y el 22 de junio

-En el 2015 fueron 260.269

-En el 2016 fueron 333.338

-En el 2017 fueron 577.112

-En el 2018 fueron 435.252

En los últimos cuatro años, para un periodo entre el 1.° de enero y el 22 de junio, el año 2018 solo ha sido superado por el 2017.

¿Cómo se detecta un rayo ?

La corriente eléctrica generada por las descargas atmosféricas produce ondas que viajan por la atmósfera. Esas ondas son detectadas por varios sensores al mismo tiempo.

Los sensores procesan los datos del campo electromagnético que genera estas ondas, a través de varias antenas que tienen en sus domos. Luego esa información es enviada a través de medios de comunicación remota hacia el analizador central, donde se procesan los datos por medio de distintos algoritmos matemáticos, explicó Mora.

Sensores como este son los que usa el ICE para la detección de los rayos. Foto: ICE
Sensores como este son los que usa el ICE para la detección de los rayos. Foto: ICE
Nubes específicas

Como esas nubes (cumulonimbos) son verticales, alcanzan temperaturas frías en la parte alta, donde las gotas de agua se cristalizan y ese hielo al precipitarse bajan tan rápido que golpean fuerte las superficies al precipitarse y esos son los granizos.

“Dentro de la época lluviosa es normal escuchar de rayería, granizos y nubes de fuertes vientos descendentes”, explicó.

Algunos factores que inciden en la formación de esos fenómenos son temperaturas matutinas muy cálidas, el choque de masas húmedas y secas y el refuerzo por el paso frecuente de ondas tropicales, cuyo efecto dura pocas horas, pero refuerzan la inestabilidad atmosférica, explicó Morera.

Para este fin de semana el IMN prevé menos lluvias que las registradas a lo largo de la semana. Foto: Rafael Pacheco
Para este fin de semana el IMN prevé menos lluvias que las registradas a lo largo de la semana. Foto: Rafael Pacheco

En relación con el “veranillo de San Juan”, que es una condición de disminución o total ausencia de lluvia el 24 de junio o días muy cercanos a esa fecha, este año se prevé que las lluvias sean muy aisladas. En el Valle Central, se anticipa que el veranillo será poco perceptible, informó Rebeca Morera del IMN.