Carlos Arguedas C.. 29 marzo
El fuego comenzó desde el pasado viernes 22 de marzo. Ingresó por el sector noreste del refugio. Foto de Julio Díaz/ ACG
El fuego comenzó desde el pasado viernes 22 de marzo. Ingresó por el sector noreste del refugio. Foto de Julio Díaz/ ACG

Un poco más de 300 hectáreas de bosque se quemaron en el Refugio Natural de Vida Silvestre Bahía Junquillal, en el cantón de La Cruz, en Guanacaste.

El fuego inició el pasado viernes 22 de marzo, inicialmente fue controlado el lunes, pero al día siguiente se reactivó. Bomberos forestales del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) lograron controlar las llamas el jueves en noche y este viernes se ocupaban en extinguir unos pequeños focos.

Alejandro Masís Cuevillas, director del Área de Conservación Guanacaste (ACG), dijo que por prevención no se permitirá el acceso a visitantes este sábado ni domingo. El sitio turístico lo reabrirán hasta el lunes 1.° de abril.

“La medida se toma por seguridad de los visitantes. Hay árboles cerca del camino que están cayendo y es mejor prevenir cualquier accidente. Además, se deshabilitó la planta generadora de agua por los daños que causó el fuego a la tubería. Los visitantes no tendrían agua. Hay que efectuar las reparaciones”, dijo Masís.

El Refugio Natural de Vida Silvestre Bahía Junquillal mide 505 hectáreas y se instaló en una finca donada en 1988 por la compañía Rancho Horizontes. Sin embargo, fue hasta 1995 que se estableció como área protegida. El lugar comprende una playa de más de dos kilómetros de largo.

Factores adversos

Alejandro Masís dijo que el fuego provino de quemas que se salieron de control de fincas colindantes con el refugio.

“Empezó por el límite noreste. Era un incendio que venía quemando fincas vecinas y por una serie de condiciones adversas propició el avance al refugio.

“Inicialmente se pensaba que estaba liquidado, pero producto de la sequía y después que el huracán Otto y la tormenta Nate dejaron mucho árbol muerto (están de pie pero secos), que entraban en contacto con el fuego, se prendía el fuste (tallo) del árbol y las chispas viajaban hasta 700 metros, porque hacía mucho viento” manifestó el funcionario.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó de que debido al empuje frío número 22, las ráfagas en la provincia de Guanacaste alcanzaron los 100 km/h.

A este refugio ingresan durante los sábados y domingo cerca de 100 personas, según comunicó el ACG.

El refugio de Junquillal está ubicado a 15 kilómetros del centro de La Cruz, en Guanacaste.
El refugio de Junquillal está ubicado a 15 kilómetros del centro de La Cruz, en Guanacaste.