Carlos Arguedas C.. 6 octubre, 2017
Este fue el árbol que destruyó la vivienda de José Francisco Alemán, en el barrio Santa Lucía, Filadelfia.
Este fue el árbol que destruyó la vivienda de José Francisco Alemán, en el barrio Santa Lucía, Filadelfia.

Filadelfia, Guanacaste

Eran las 5:30 p.m. del jueves cuando un árbol de tamarindo, de unos 25 metros de altura, comenzó a traquear y a romper el suelo.

"Yo estaba entrando y saliendo, y como a las 7:30 p. m. ya vi que se estaba inclinando. Entonces, les dije a todos que salieran y en cinco minutos ya el palo se desplomó sobre la casa", contó Allan Eduardo Salas Medina, una de las personas que vivían en esa casa.

La vivienda se encuentra en barrio Santa Lucía de Filadelfia, cabecera del cantón de Carrillo, en Guanacaste.

En el inmueble, propiedad de José Francisco Alemán Díaz, de 77 años, habitaban siete adultos y dos menores. Ninguno sufrió lesiones y fueron enviados a albergues.

La casa quedó inhabitable pues presenta daños en su estructura, particularmente en la sala, los cuartos y la cocina.

"Tengo 25 años de vivir aquí", dijo Francisco Alemán, quien se mostró bastante afectado y casi no podía hablar. "¡Diay, no sé qué voy a hacer"!, agregó.

El desplome del árbol se produjo cuando en Filadelfia caía un fuerte aguacero y se presentaban ráfagas de viento, consecuencia del paso del tormenta Nate, que castigó fuertemente varios cantones de Guanacaste, entre ellos Carrillo.