Eillyn Jiménez B.. 22 septiembre, 2019
Los vecinos del barrio Quebrada del Fierro, en San Rafael de La Unión, Cartago, cuentan con un servicio de electricidad formalizado. Ellos reciben capacitaciones de la CNFL para ahorrar energía y afirman sentirse más seguros con este sistema. Foto: Rafael Pacheco
Los vecinos del barrio Quebrada del Fierro, en San Rafael de La Unión, Cartago, cuentan con un servicio de electricidad formalizado. Ellos reciben capacitaciones de la CNFL para ahorrar energía y afirman sentirse más seguros con este sistema. Foto: Rafael Pacheco

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos y reducir las pérdidas de energía, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) desarrolla un programa para formalizar el servicio de electricidad en varios asentamientos informales del país.

Los proyectos incluyen charlas de acercamiento, mejora de áreas de recreación, evacuación de consultas y dinámicas.

Además, se brinda apoyo financiero para instalar acometidas individuales, paneles de medidores o clústeres de medición centralizada y sus elementos de seguridad.

En el 2015, la institución creó la Unidad de Recuperación y Control de Pérdidas de Energía y, a partir de entonces, se han realizado diversas incursiones, según las características de cada lugar, para escoger el sistema que se utilizará en cada sitio.

Jeffry Murillo Arguedas, jefe del Área Técnica de la sucursal de la CNFL en Desamparados, San José, manifestó que un inventario les permitió identificar los lugares en los que había más pérdida de energía debido a conexiones ilegales.

Con los datos en mano, establecieron una metodología de trabajo y, poco a poco, han formalizado servicios.

FUENTE: CNFL DISEÑO/LA NACIÓN.

Quebrada del Fierro, en San Rafael de La Unión, Cartago, es una de las comunidades beneficiadas. Un total de 94 familias cuentan ahora con medidores, caja de breakers y otros elementos que disminuyen el riesgo de cortocircuito y, eventualmente, de un incendio.

El proyecto costó ¢28 millones; ¢17 millones los cubrió la CNFL y ¢11 millones, los vecinos.

Carolina Garita Picado, líder comunal y vecina, destacó que, además del apoyo de la Compañía, fueron fundamentales las rifas y otras actividades que les permitieran cubrir el costo de la formalización del servicio.

Reconoció que la seguridad para su familia se incrementó y ahora les explica a sus hijos que es vital desconectar los artículos que no se usan y aprovechar la luz del día para ahorrar.

“Acá teníamos conexiones ilegales y eso es peligroso porque un cortocircuito puede causar un incendio. Ahora, con los medidores, las charlas sobre ahorro energético y la seguridad de las conexiones, nos sentimos más seguros”.

De igual forma piensa Yamileth Esquivel Barrantes, quien tiene 48 años de vivir en ese sitio.

La Dirección de Distribución de la CNFL también realizó una sustitución de líneas en la zona y aumentó la altura del cableado para minimizar futuras conexiones ilícitas.

El jefe del Área Técnica en Desamparados aseguró que tras la instalación de los medidores y el cobro de los primeros recibos, empieza un proceso dominó, ya que, para economizar, las personas hacen mejoras en los sistemas.

(Video) Vecinos de Quebrada del Fierro cuentan con sistema eléctrico formal

Agregó que, luego de las formalizaciones, cada siete meses, aproximadamente, hacen revisiones y dan mantenimiento.

En caso de detectar irregularidades, se conversa con las personas para hacerlas comprender la importancia de mantener un servicio legal y se trata de llegar a acuerdos.

Otras localidades que se han visto beneficiadas con este proyecto de la CNFL son Tirrases de Curridabat, donde hay un panel de 20 medidores y un clúster de medición centralizada, y Los Guido de Desamparados, Tejarcillos de Alajuelita, Pavas, y Purral.

Para el 2021 se prevé legalizar el servicio en La Tabla de Desamparados, donde ya empezaron a darse acercamientos mediante charlas sobre reciclaje, siembra de árboles, clases de fútbol y música, además de que se instaló alumbrado público en una cancha local.

Estas acciones se desarrollan de manera conjunta con otras instituciones.