Carlos Láscarez S.. 28 septiembre, 2017

Durante los primeros nueve meses del año han caído más de 1,1 millones de rayos, lo que representa una cifra histórica, confirmó el Departamento de Descargas Atmosféricas del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

En total se han registrado 1.110.102 descargas en todo el país, por lo que este 2017 ya superó el récord que tenía el año 2014, cuando la cifra de rayos alcanzó los 1.008.863, confirmó Ileana Mora, funcionaria de la entidad.

Mayo fue el mes que más caída de rayos contabilizó con 295.533, informó el Departamento de Descargas Atmosféricas.
Mayo fue el mes que más caída de rayos contabilizó con 295.533, informó el Departamento de Descargas Atmosféricas.

"Mayo fue el mes que más caída de rayos contabilizó con 295.533. Solo el 19 de mayo cayeron 30.138 rayos. En la semana del 15 al 21 cayeron 110.203 rayos" dijo Mora.

Con relación a setiembre de 2016, la cantidad de rayos aumentó en unos 300.000.

En setiembre de este año, las zonas donde más se han registrado caídas de rayos han sido la zona norte, el Pacífico central (sector noroeste), Pacífico norte y el Valle Central.

Para el mes de octubre se espera que la actividad supere las 61.000 descargas.

El ICE monitorea los rayos para alertar al personal que realiza labores externas, en caso de riesgo. Esta información histórica se registra desde el 2002.

Un rayo es una fuerte descarga eléctrica natural entre nube-tierra, nube-nube o nube-aire y se origina para neutralizar las cargas que se localizan en una nube de tormenta.

Las descargas ocurren debido al ascenso vertical de humedad dentro de la nube y su interacción con cargas libres en el entorno.

Ante la caída de rayos, los expertos recomiendan no exponerse a la intemperie, buscar un refugio seguro y alejarse de focos de agua y estructuras metálicas.

En lo que llevamos del año, se registra el deceso de dos personas por caída de rayos: un peón agrícola en San Carlos (5 de mayo) y otro peón de una finca piñera en Sarapiquí, ocurrido el 18 de setiembre.