Crímenes

Policías mataron a modelo, novio y hermano para robar millonario botín del narco

Autor intelectual tenía cercanía con una de las víctimas y reclutó a tres oficiales para cometer el atraco.

Tres policías de la Fuerza Pública y dos hombres más se habrían aliado para asesinar a una modelo, su novio y un hermano de esta y apropiarse de las millonarias ganancias de un negocio de venta de drogas en Las Gradas de Pueblo Nuevo, en Alajuela.

Esta es la principal hipótesis que maneja el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para explicar los crímenes de la modelo Isamara Alejandra Villalta Solano, de 26 años; su compañero sentimental, Andrés Martín Pérez Vega, de 35, y un menor de edad, quien era hermano de Villalta.

Los cuerpos de la pareja fueron encontrados el 13 de agosto del 2017 en el cauce del río Jesús María, en Guadalupe de San Rafael de Esparza, Puntarenas; mientras que el cadáver del joven, de 17 años, apareció a los siete días en el mismo lugar.

Ocho meses después, la pesquisa de este caso avanzó este martes con la captura de cuatro de los sospechosos de cometer los crímenes.

Según la información divulgada en conferencia de prensa por Wálter Espinoza, director del OIJ, entre los detenidos figuran un oficial de Fuerza Pública de La Guácima de Alajuela, de apellidos Vargas Meléndez, y dos expolicías, apellidados Saborío Segura y Barboza Pérez.

Para el momento de los hechos, los dos últimos eran funcionarios activos del Ministerio de Seguridad Pública (MSP). El primero laboraba en la delegación policial de La Guácima y el segundo era jefe del Grupo de Apoyo Operacional (GAO) de la Fuerza Pública de Alajuela.

Además de ellos, se detuvo a otro sujeto de apellidos Rodríguez Ramírez.

El supuesto autor intelectual de los asesinatos es un quinto hombre identificado como Jorge Antonio Carvajal Quirós, quien murió el 9 de noviembre anterior en Sarapiquí, en una vivienda en la que fue atacado a balazos; sin embargo, no habría relación entre su deceso y el robo del dinero.

Según Espinoza, Carvajal Quirós, de 26 años, al parecer tenía una relación muy cercana con Andrés Martín Pérez Vega, ya que trabajaban juntos (no especificó en qué actividad) y se visitaban constantemente, por lo que el primero sabía de la existencia de una cuantiosa suma de dinero.

El jerarca judicial añadió que, aparentemente, Pérez se dedicaba a la comercialización de estupefacientes en Las Gradas de Alajuela, por lo que se estima que la plata sustraída por Carvajal y otros cuatro sujetos era producto de esa actividad.

"Carvajal Quirós era muy cercano a Andrés (Pérez). Conocía la vivienda, las actividades y sabía del dinero. Tenían una relación de camaradería, tal vez por la circunstancia del tráfico de droga (...)", afirmó Espinoza.

Por esta razón, “Carvajal decidió reclutar a los policías y a Rodríguez, quien vive en Sarapiquí, para este robo y homicidio”, agregó Expinoza.

La noche de los hechos

El director del OIJ mencionó que, a partir de la versión de algunos testigos, se logró determinar que Villalta, Pérez y el menor fueron interceptados en carretera a las 11:30 p. m. del 11 de agosto del 2017.

Para lograr su cometido, los sospechosos del robo y del crimen fingieron un operativo de control policial.

“Las tres víctimas fueron abordadas por cinco sujetos que viajaban en dos vehículos en Pueblo Nuevo de Alajuela, fueron privados de su libertad porque los sospechosos buscaban un dinero oculto en una vivienda en Tuetal de Alajuela. Los homicidas obtuvieron el dinero, pero a pesar de eso decidieron matarlos.

“La señal para que se detuvieran fue hecha por un grupo de hombres que portaban uniformes de la Policía y pasamontañas”, explicó Espinoza.

De acuerdo con la Fiscalía, Pérez fue obligado a llamar a una tercera persona para que le entregara al grupo una caja fuerte de su propiedad, la cual contenía una suma millonaria de dinero que no ha sido determinada.

“En apariencia, cuando los sujetos se apropiaron del dinero, trasladaron a las víctimas hasta Guadalupe de Esparza y ahí les dieron muerte disparándoles con armas de fuego, para posteriormente lanzar sus cuerpos al cauce del río Jesús María”, detalló el Ministerio Público en un comunicado de prensa.

Luego de obtener el dinero y de participar en el crimen, los sujetos capturados este martes cambiaron su forma de vida. Algunos iniciaron negocios, otros cambiaron de carro e incluso de domicilio.

Las diligencias judiciales de este martes se realizaron en Tuetal, San Rafael, Palmares y Desamparados de Alajuela. La quinta tuvo lugar en Río Frío de Sarapiquí, confirmó el jefe policial.

En ellas se decomisaron teléfonos celulares, armas de fuego reales y falsas, indumentaria de la Policía, chalecos antibalas y un vehículo.

La investigación se sigue bajo el expediente 17-001736-061-PE, tanto por los tres asesinatos como por el robo del dinero.

Carvajal, el supuesto autor intelectual, murió en crimen en Sarapiquí

Jorge Antonio Carvajal Quirós, el supuesto autor intelectual del triple homicidio, falleció tres meses después de los hechos en un ataque a balazos en la urbanización Villalobos, en Río Frío de Horquetas de Sarapiquí, Heredia.

Según el reporte policial, la noche del 9 de noviembre del año pasado, dos sujetos armados ingresaron a la vivienda que Carvajal alquilaba en la zona y le dispararon él y a otro hombre que no fue identificado en múltiples ocasiones.

Un tercer individuo que estaba con los fallecidos resultó ileso, porque se encerró en el baño y luego logró escapar de la vivienda por la parte de atrás.

En el lugar, la Policía encontró varios casquillos de una pistola 9 milímetros. Las víctimas tenían balazos en la cabeza y el tórax, así como en otras partes del cuerpo.

Michael Soto, jefe de Planes y Operaciones del OIJ, dijo en aquel momento que el sobreviviente y otro fallecido, que no fue identificado, llegaron por separado a realizar unos arreglos a la vivienda.

El trabajador que se salvó, cuya identidad el OIJ no dio a conocer, fue el que relató a la Policía lo que pudo percibir y dijo que Carvajal lo había contratado para unos arreglos y que no conocía al otro trabajador, el cual murió en el tiroteo y era vecino de Alajuela.

El testigo se encerró en el baño cuando llegaron varios sujetos que tumbaron la puerta, dispararon en varias ocasiones y luego huyeron. Uno de los cadáveres quedó tendido en un pasadizo, frente a la puerta del baño, y el otro cerca de la puerta principal, agregó el OIJ.

Se desconoce si existe relación entre las muertes de Isamara Villalta, Andrés Pérez y el hermano menor de edad de Villalta y el posterior homicidio de Carvajal.

Colaboró el periodista Hugo Solano Campos.

Información actualizada a las 4:56 p. m. con más datos brindados por el OIJ y la Fiscalía.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación de Mercadeo. Escribe sobre sucesos.