Eillyn Jiménez B.. 28 enero
El OIJ investiga la muerte de Campos, la cual se registró en Nandayure, Guanacaste este domingo. Foto: Albert Marín/Archivo
El OIJ investiga la muerte de Campos, la cual se registró en Nandayure, Guanacaste este domingo. Foto: Albert Marín/Archivo

Un reo que tenía libertad condicional murió asfixiado este domingo, luego de que durante un asalto los ladrones le amarraran varias gasas plásticas en el cuello.

Los hechos se registraron en una vivienda ubicada en San Pedro de Zapotal, en Nandayure, Guanacaste.

De acuerdo con la versión que maneja el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), tres hombres se alistaban para una mudanza a eso de las 8 a. m. cuando varios sujetos irrumpieron en la casa.

A dos de ellos los amarraron, amordazaron y encerraron en el baño. A la tercera víctima la dejaron en una habitación.

Cuando uno de los afectados logró liberarse, poco antes de las 2 p. m., dio aviso a las autoridades, que encontraron sin vida a Michael Raúl Campos Mejicano, de 36 años, en un cuarto.

El fallecido tenía una sentencia de ocho años por tráfico de drogas y había salido del Centro de Atención Institucional (CAI) 26 de julio, en Puntarenas, el 3 de mayo del 2018.

“Este privado de libertad había salido del CAI 26 de Julio con libertad condicional, otorgada por el Juzgado de Ejecución de la Pena de Puntarenas”, informó el Ministerio de Justicia y Paz.

Según la Policía Judicial, Campos se había trasladado a Guanacaste hace poco, ya que el 1.° diciembre anterior fue baleado cinco veces en un bar de Chomes de Puntarenas.

Producto de esa balacera, Campos quedó inválido.

Ahora, los agentes judiciales tratan de establecer si el crimen se dio por el asalto o el móvil es otro, ya que los supuestos asaltantes se llevaron tres celulares, ¢40.000 y un carro de Campos, que en horas de la noche fue localizado carretera a Sámara de Nicoya.

Los otros dos sujetos que acompañaban al fallecido resultaron ilesos.

Información actualizada a las 5:05 p. m. con más datos del OIJ y Justicia.