Keyna Calderón, Katherine Chaves R.. 22 febrero
Familiares recuerdan a Paula Vado como una persona trabajadora y luchadora. Foto: Suministrada por Keyna Calderón
Familiares recuerdan a Paula Vado como una persona trabajadora y luchadora. Foto: Suministrada por Keyna Calderón

“Mi hermana (Paula Vado Calvo) y yo veníamos de trabajar. Casualmente nos encontramos en el bus, entre las 8:30 p. m. y las 9 p. m. (del pasado sábado). Cuando vamos caminando hacia la casa (en Pacayas de Cartago), un tipo nos sale de repente porque la zona es muy sola y oscura. No había gente cerca.

“Mi hermana era experta en Tang Soo Do (un tipo de arte marcial) y entonces salió a defenderme. En ese momento, el ladrón le quitó el bolso y la atacó, causándole la herida que la mató (en la espalda). Pero, era tanta la adrenalina que mi hermana no sintió cuando la hirió y por el contrario, hasta me ayudó a perseguir al ladrón y a gritar que alguien lo detuviera.

“Yo sigo corriendo para alcanzar a ese sujeto, pero cuando vuelvo a ver para atrás, la veo a ella (Paula) tirada en el suelo. Estaba empezando a quedar inconsciente, entró en paro y se murió”.

De esa forma, la hermana de Paula, cuya identidad se reserva por seguridad, recuerda esos momentos de angustia y de tristeza vividos el sábado pasado.

Según dijo en entrevista con La Nación, todo fue demasiado rápido, tanto así que, entre el susto y la adrenalina por ponerse a salvo, ninguna de las dos observó al asaltante sacar el cuchillo que después le clavaría en la espalda a Paula.

La hermana y cuñado de la víctima agradecen el apoyo tras estos momentos tan duros. Foto: Keyna Calderón
La hermana y cuñado de la víctima agradecen el apoyo tras estos momentos tan duros. Foto: Keyna Calderón

“Nunca nos dimos cuenta el momento en el que sacó el cuchillo (...) Ella (Paula) no se percató de que la hirió. Ella entendió lo que pasaba porque se empezó a sentir mal y porque, cuando se empezó a revisar y a quitarse lo que andaba puesto, sintió la herida. Luego murió”, narró la familiar.

Lo que más le duele a la sobreviviente del asalto es que, desde hace un año, tomaban sus precauciones, porque pese a que Pacayas es “un pueblo tranquilo, últimamente se ha vuelto un lugar muy inseguro”.

“Nosotras temíamos subir por ahí a solas (...) Para evitar, solo andábamos los celulares, los pasajes y las cédulas”, relató, quien dijo que, hasta ese momento, nunca antes habían sido asaltadas.

Otra de las acciones que solo tomó Paula fue aprender a practicar artes marciales porque así, precisó su hermana, creía que se podría defender de cualquier asalto.

Un sospechoso detenido

En paralelo al duelo de la familia, el proceso penal continúa y, por el momento, tiene a un sospechoso, de apellidos Solano Brenes, detenido.

Él fue capturado la noche de este domingo y, de inmediato fue puesto a las órdenes de la Fiscalía Adjunta de Cartago.

Tras la indagatoria, el ente acusador pedirá medidas cautelares en su contra ante el Juzgado Penal de la zona. De momento se desconoce cuándo se realizará esta diligencia.

La investigación se tramita bajo el expediente 21-000729-058-PE.

La abogada Angie Arce pedirán protección para la familia de la víctima, ya que tienen miedo de represalias. Foto: Keyna Calderón
La abogada Angie Arce pedirán protección para la familia de la víctima, ya que tienen miedo de represalias. Foto: Keyna Calderón

Por su parte, la abogada Angie Arce tomó el caso y confirmó que, este lunes, presentó la querella por el delito de homicidio calificado y la tentativa de robo agravado.

“La persona que hizo esto está plenamente identificada porque no estaba cubierto (ni mascarilla andaba puesta) y hay cámaras de seguridad que se están solicitando”, dijo.

Asimismo, indicó que optarán por el Programa de Protección para Víctimas y Testigos de la Fiscalía, ya que los parientes de Paula tienen “miedo de estar ahí”.

“Vamos a representarlas, colaborarles y orientarlos en este proceso y asegurarnos que ese delincuente-homicida no vaya a molestar a nadie más ahí en Pacayas”, concluyó la abogada.