Katherine Chaves R.. 4 abril
Los dos cuerpos fueron llevados a Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores, Heredia. Foto: Rafael Pacheco
Los dos cuerpos fueron llevados a Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores, Heredia. Foto: Rafael Pacheco

El sepulturero de un cementerio de Coto Brus, en la zona sur del país, encontró el cuerpo calcinado de una muchacha en una finca contigua a ese camposanto.

El hallazgo ocurrió a eso de las 7:30 a. m. de este sábado, cuando el panteonero se dirigía a su trabajo.

De momento, las autoridades judiciales no han podido identificar a la víctima por el estado en el que se encuentra.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) solo se atrevió a decir que se trata de una mujer joven que, se presume, usaba una blusa con un estampado blanco, negro y gris.

Los agentes judiciales llegaron al sitio para hacer el respectivo levantamiento del cuerpo, al tiempo en el que hicieron una minuciosa revisión del sitio para encontrar cualquier evidencia que ayude a esclarecer tanto la identidad como el móvil del asesinato.

Cadáver dejado en río

Por otra parte, los investigadores del OIJ tuvieron que atender otro homicidio ocurrido, a eso de las 8 a. m. de este sábado, en San Rafael Abajo de Desamparados, San José.

A esa hora, un vecino observó el cadáver de un hombre que estaba baleado y tendido en el cauce del río Cañas, que separa a San Rafael Abajo de Alajuelita, ambos barrios del sur de la capital.

La Policía Judicial presume que se trata de un hombre, apellidado Aguirre, de entre 25 y 30 años.

Según la versión inicial, el ofendido habría tenido un enfrentamiento con otros sujetos, quienes le dispararon y luego huyeron del sitio. Todo parece indicar que el móvil sería una rencilla entre grupos narco de la zona.

En la revisión preliminar que hizo el OIJ del cuerpo, le observó un balazo en la espalda.

No obstante, la causa de muerte y la cantidad de heridas de bala se conocerán cuando le realicen la respectiva autopsia en Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores en Heredia.

No hay nadie detenido por este caso.