Marco Marín. 24 julio

El cadáver de un hombre de entre 18 y 20 años, con posibles marcas de tortura, fue localizado la mañana de este martes en las cercanías de la entrada de playa Doña Ana, en Esparza, Puntarenas.

Según información de la Fuerza Pública y de la Cruz Roja, el cuerpo tenía un trozo de fibra de sarán amarrado al cuello y presentaba múltiples golpes y quemaduras en la espalda y hombros. También tenía una herida de bala.

El hallazgo se realizó a las 5:39 a. m. y, según los cruzrojistas, el cuerpo estaba entre bolsas de basura.

La identidad de la víctima se desconoce hasta el momento, pero el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detalló que vestía ropas y zapatos sucios, por lo que no se descarta que sea un indigente.

El OIJ se presentó en la escena del crimen para iniciar las pesquisas. El cuerpo fue trasladado a la Morgue Judicial para llevar a cabo la respectiva autopsia.