Gustavo Fallas M.. 5 octubre, 2016
Oficiales de la Fuerza Pública entraron fuertemente armados en lugares conflictos en Cieneguita, Limón.
Oficiales de la Fuerza Pública entraron fuertemente armados en lugares conflictos en Cieneguita, Limón.

Limón

Un total de 400 oficiales de Fuerza Pública se sumaron, a partir de este miércoles, a las labores de seguridad y vigilancia en las calles de Limón para combatir bandas criminales.

Este trabajo se viene reforzando desde el domingo anterior, cuando una balacera en Cieneguita cobró la vida de cinco personas (tres adultos y dos menores).

Precisamente, las autoridades no descartan que los principales líderes de las organizaciones de delincuentes se hayan desplazado de Limón, ante el incremento en operativos policiales.

"Esa posibilidad está siendo valorada, es viable y la Fuerza Pública la tiene contemplada en su plan operativo", manifestó el viceministro de Seguridad y director de ese cuerpo policial, Juan José Andrade.

El jerarca policial detalló que los policías que fueron llevados a Limón se enfocarán en dos ejes: labor de inteligencia policial que permita acelerar casos de investigación que tienen las autoridades judiciales, y un control territorial en las zonas de violencia, donde los mapas de calor indican que allí están actuando los delincuentes, de tal forma que puedan disminuir los eventos delictivos.

Para ello se está implementando una estrategia que fue ideada en octubre del año pasado, cuando se creó la Fuerza Especial Operativa.

Este cuerpo policial está conformado por oficiales del Grupo de Apoyo Operacional (GAO), la Unidad de Intervención Policial (UIP), policías motorizados conocidos como los Linces, la Unidad Canina y la Policía de Fronteras.

En las playas, búnkeres y en las calles de lugares conflictivos, como en Cieneguita, los policías entran fuertemente armados para requisar a sujetos sospechosos.

En los operativos de los últimos días se han decomisado drogas, armas, municiones e incluso hasta un chaleco antibalas en Cieneguita.

La acción policial de este miércoles permitió el decomiso de municiones, droga, este chaleco y un arma de fuego en Cieneguita.
La acción policial de este miércoles permitió el decomiso de municiones, droga, este chaleco y un arma de fuego en Cieneguita.

"No les vamos a dar espacio (a las bandas de Limón), vamos a permanecer en la provincia hasta que salgan de aquí", manifestó Gustavo Mata, ministro de Seguridad.

Acciones. La mañana de este miércoles, jerarcas del Ministerio de Seguridad, del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y el Ministerio Público sostuvieron una reunión en Limón para hacer una valoración general de la situación que aqueja a los lugareños y analizar acciones dirigidas para desarticular las organizaciones criminales.

"Estamos dispuestos a acabar con ellos (los criminales), no tenemos miedo y vamos a hacer todo el esfuerzo para meterlos a la cárcel", manifestó Jorge Chavarría Guzmán, fiscal general de la República.

De acuerdo con Chavarría, espera poder darle a la ciudadanía de Limón, durante esta semana o en los próximos días, un buen resultado sobre las tareas que se están haciendo en la zona.

Entre las acciones que las autoridades policiales analizaron en el encuentro está la creación de una línea de denuncia confidencial, la cual se dará a conocer en las próximas horas.

"Nosotros creemos en los limonenses y sabemos que solo juntos podemos enfrentar esta situación", dijo el ministro de Seguridad.

Asimismo, para el fiscal general, la "principal arma" con la que cuentan es la denuncia anónima de la ciudadanía.

"Necesitamos que la comunidad y el buen ciudadano entienda que no puede volver la cara, ni en Limón, ni en Puntarenas, ni en ningun lado", enfatizó Chavarría.

Los operativos de control por parte de la policía también se realizan en playas.
Los operativos de control por parte de la policía también se realizan en playas.

El jerarca del ente acusador del Estado aseveró que son dos las bandas criminales que están empoderadas en Limón; sin embargo, prefirió no dar detalles para no arruinar la investigación.

Por su parte, Wálter Espinoza, director del OIJ, reconoció que la tarea de capturar a los pistoleros que provocaron la matanza en Cieneguita es difícil, pues ellos viajaban encapuchados. No obstante, espera hacerlo próximamente.

"Nosotros no podemos acestar golpes inmediatos si no hay valoración propia antes de la Fiscalía", añadió Espinoza.

En la conferencia de prensa que brindaron los jerarcas, también participó Monseñor Javier Román, obispo de Limón, quien hizo un llamado a la población: "No es posible que ya ni a la playa podamos ir a compartir en familia, porque en cualquier momento se arma una balacera y puede acabar con nuestros seres queridos".

Agregó que, además de la presencia policial, Limón está urgido de más oportunidades de trabajo para combatir el narcotráfico.

Sistema judicial. Otro de los puntos que reiteró el fiscal general, Jorge Chavarría en la cita entre autoridades, es la necesidad de reformar el sistema procesal actual.

El fiscal considera que, cuando miembros de bandas sean detenidos, debe hacersen una valoración privilegiada por parte de los jueces. "Se debe valorar el interés social para detener la ola de violencia", expresó.

"Es importante revisar el sistema procesal, tenemos un sistema que no está sirviendo y debe ajustarse. Tenemos que dar un salto a un sistema acusatorio similar al norteamericano, con jueces en las salas de acusaciones y no en las oficinas viendo expedientes. Un sistema en el que nos dejemos de tanta formalidad", puntualizó Chavarría.

Chavarría también urge a reformar es la protección a testigos, la cual culmina cuando se llega a la etapa de juicio y eso hace que las personas no quieran denunciar.

"Lo protegemos durante toda la investigación, pero una vez que llega al juicio queda desprotegido. Cuando un testigo pone en riesgo su vida se altera su modo de vida, estos son los temas que deben de discutirse", argumentó.