Carlos Arguedas C.. 22 enero
La mujer de 27 años es de apellidos Venegas Ortega. Los agentes del OIJ la arrestaron en Jacó de Puntarenas. Foto cortesía del OIJ
La mujer de 27 años es de apellidos Venegas Ortega. Los agentes del OIJ la arrestaron en Jacó de Puntarenas. Foto cortesía del OIJ

Una masajista de Jacó, Puntarenas, es señalada por las autoridades judiciales como una de las sospechosa de participar en los asesinatos de un taxista informal en Esparza, Puntarenas, y del guarda de un club nocturno en Paraíso de Cartago.

Paralelamente, agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) capturaron a otros tres hombres como cómplices de los homicidios.

Se presume que una quinta persona, que podría ser el líder del grupo, estaría en fuga.

El OIJ identificó a los presos como una mujer de apellidos Venegas Ortega, de 27 años, y tres hombres apellidados Álvarez Álvarez, Chaves Brenes (ambos de 20 años) y Alfaro González, de 33.

A la mujer la detuvieron en su apartamento en Jacó. En tanto, a Álvarez lo arrestaron en Barranca de Puntarenas; Alfaro, en San Ramón de Alajuela; y a Chaves, cuando se presentó al OIJ de Orotina a preguntar las razones por las cuales allanaron su casa en Esparza.

(Video) OIJ detiene a sospechosos de homicidios

A los detenidos se les atribuyen los asesinatos del taxista informal Amancio Hernández Rodríguez, de 32 años, y del guarda de seguridad Leonardo Barboza Cerdas, de 37 años.

De acuerdo con el informe policial, los hechos delictivos comenzaron a desarrollarse el domingo 27 de octubre del año anterior, cuando los imputados abordaron a Hernández, en San Ramón de Alajuela, para que les realizara un servicio de transporte hasta Esparza.

Por razones que se ignoran, durante el servicio se produjo un altercado. Los pasajeros le propinaron al taxista informal dos balazos en la cabeza y lo despojaron de su billetera, el celular y las tarjetas de crédito.

Luego, abandonaron el cuerpo del transportista a la orilla de un río en San Jerónimo de Esparza, donde fue localizado hasta la mañana del lunes 28 de octubre.

En tanto, los sospechosos se llevaron el vehículo de Hernández y se dirigieron a Paraíso de Cartago. Allí, el lunes 28 de octubre poco después de las 2 a. m., llegaron a un club nocturno y hotel de paso, donde ingresaron de manera violenta.

Amenazaron a empleados y clientes para robarles el dinero. Se apoderaron de una suma superior a los ¢400.000.

Posteriormente, se dirigieron a la casetilla de seguridad y le dispararon al vigilante Leonardo Barboza, quien recibió un impacto en la cabeza y falleció poco después de ingresar al Hospital Max Peralta de Cartago.

Barboza era agricultor y participaba en política. Se había postulado como candidato a intendente en el distrito de Cervantes, cantón de Alvarado, por el Partido Nueva Generación.

Los sospechosos huyeron del club nocturno. Ese mismo lunes, el vehículo de Hernández fue localizado en la comunidad del Rosal de Esparza.

Agentes judiciales realizaron este miércoles cuatro allanamientos en Esparza, Barranca, Jacó y San Ramón de Alajuela, donde además de lograr la detención de los sospechosos, se decomisó evidencia importante para el caso, como teléfonos celulares y vestimentas.

La Policía Judicial presume que los detenidos podrían estar involucrados con un intento de homicidio y robo ocurrido en Puriscal, en perjuicio de un extranjero.

En esa ocasión, la víctima solicitó los servicios de una dama de compañía, quien llegó junto con tres individuos que lo despojaron de los bienes.

También se presume que Alfaro estaría ligado a dos asaltos en perjuicio de dos taxistas informales en San Ramón, en los cuales estaría vinculada una menor de edad.