Crímenes

Los dos varones acribillados en triple homicidio de Cariari eran conocidos de la Policía

Uno de ellos fue absuelto por dudas en juicio por robo agravado y otro estuvo preso en Pococí. El tiroteo de este viernes también dejó a otras dos personas heridas

A las 7:50 p. m. la comunidad rural de Carolina, en Cariari de Pococí, fue conmocionada por una lluvia de balas en un bar que dejó tres muertos y dos heridos. Foto: Reiner Montero.

Los dos varones asesinados junto con una mujer la noche de este viernes en el bar La Condesa, en Carolina de Cariari, Pococí, habían estado privados de libertad, uno de ellos salió libre por dudas, luego de ser acusado por robo agravado.

Las víctimas fueron identificadas como Alexánder Gerardo Jiménez Amador, de 45 años; su primo Mauricio Amador Mena, de 30 y una mujer de apellidos Osorio Gómez, de 27 años.

Según los primeros datos de la Policía Judicial, Jiménez presentaba los balazos en la cabeza, cuello, pecho, abdomen, espalda, brazos y en su parrilla costal izquierda.

Por su parte, Amador fue baleado en el tórax, hombro derecho, brazo izquierdo, cabeza y espalda. Este último era oriundo de Pococí, vecino de Campo Cinco en Cariari y padre de tres menores, según datos del Registro Civil.

De la mujer, la Policía Judicial solo informó de que fue baleada en la espalda, así como en la pierna y glúteo izquierdos. Ella también murió en el sitio.

Los tres estaban en la barra del bar cuando fueron sorprendidos por pistoleros que entraron al local con armas de fuego.

Los dos hombres baleados intentaron huir, pero fueron alcanzados por los proyectiles a la salida de la cantina, mientras que la mujer quedó tendida bocarriba, cerca de donde estaba sentada.

Otras dos personas también resultaron heridas en medio de la lluvia de balas. Se trata de una mujer de apellidos Mena Murillo, de 47 años, alcanzada por una bala en el abdomen y un varón apellidado Cordero Rojas, de 64 años, quien presentaba un balazo en el cuello. Ambos fueron llevados a un centro médico.

Cordero no se encontraba con el grupo que fue blanco de las gatilleros, pero estaba cerca y una de las balas perdidas lo alcanzó.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que dos sujetos llegaron al sitio con el rostro cubierto y protagonizaron los disparos.

Luego los asesinos huyeron en medio de unas fincas cercanas y aunque la Fuerza Pública los buscó por los potreros aledaños, no fue posible encontrarlos.

La Cruz Roja recibió la alerta por el tiroteo a las 7:50 p. m. por lo que desplazó ambulancias al sitio, pero al llegar no había nada que hacer por las tres personas baleadas y se dejó la escena en manos de la Fuerza Pública.

Posteriormente, agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se apersonaron al local donde recolectaron indicios balísticos y cerca de la medianoche procedieron con el levantamiento de los cuerpos y su traslado a la Medicatura Forense.

Conocidos de la Policía

Los dos varones ultimados este viernes eran conocidos de la Policía, pues Alexánder Jiménez había sido detenido en Pérez Zeledón en el 2013 como sospechoso de robo agravado contra dos personas.

Tras su detención, la Fiscalía pidió dejarlo en prisión preventiva, lo cual fue acogido por el Juzgado Penal, debido a que Jiménez había declarado un domicilio falso, no tenía arraigo laboral y porque existía la posibilidad de una alta pena, pues se le acusó por dos delitos con penas de 5 a 15 años de prisión.

Así lo consigna la resolución N.º 00346 - 2015, del Tribunal de Apelación de Cartago.

Luego se le sometió a juicio; sin embargo, el Tribunal lo absolvió por el principio universal in dubio pro reo, es decir, faltó certeza para poderlo inculpar, lo mismo que a otro sujeto que también era sospechoso de ese delito.

En cuanto a Mauricio Amador, la resolución N.º 14503 - 2016, emitida en octubre del 2016, revela que estuvo preso en el Centro de Atención Institucional de Pococí, aunque no se detalla el delito.

En una ocasión, junto con decenas de otros reos, firmó un recurso de amparo contra las autoridades de ese centro penal.

Lo anterior ante la disposición de que la visita semanal fuera en una zona conocida como los galpones, la cual, según los recurrentes, no reunía las condiciones necesarias.

Con el triple homicidio de este viernes suman 14 los asesinatos múltiples perpetrados en lo que va de este año, igual cifra que la registrada en el mismo periodo del 2020.

En casi cinco meses transcurridos, se contabilizan cuatro asesinatos triples y 10 dobles.

En cuanto al total general de homicidios, el OIJ registra 236 en todo el país, 12 más que en igual periodo del año pasado.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.