27 marzo, 2016
Hasta este sábado en la tarde las autoridades no habían dado con los responsables del ataque ocurrido frente a un bar en Playas del Coco, en Carrillo de Guanacaste. Leiva recibió la golpiza cuando abandonaba el local comercial. | ALONSO TENORIO/ARCHIVO
Hasta este sábado en la tarde las autoridades no habían dado con los responsables del ataque ocurrido frente a un bar en Playas del Coco, en Carrillo de Guanacaste. Leiva recibió la golpiza cuando abandonaba el local comercial. | ALONSO TENORIO/ARCHIVO

Un joven, identificado como Alejo Leiva Lachner, de 21 años, murió la madrugada de este sábado luego de ser atacado por unos 20 hombres y recibir una puñalada en el pecho en Playas del Coco, Guanacaste.

Según el reporte del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el muchacho era vecino de Escazú y andaba de paseo por esa zona junto con un grupo de conocidos.

Al parecer, la noche del viernes, Leiva y sus amigos se trasladaron con un taxista pirata a un bar en Playas del Coco.

Cuando se bajaron del automotor tuvieron un altercado con el mismo transportista pues, por razones no precisadas por el OIJ, casi golpea a uno de ellos y uno de los amigos de Leiva golpeó el carro.

El incidente con el taxista informal no pasó a más en ese momento y los jóvenes entraron al bar llamado Lizard.

Al poco tiempo de estar ahí, un sujeto se les acercó y les dijo que mejor se fueran porque los andaban buscando, por lo que decidieron salir del local comercial.

Cuando abandonaban el bar, una turba los estaba esperando para atacarlos y los jóvenes salieron corriendo. No obstante, a Leiva no le dio tiempo de escapar, según el informe policial.

“Efectivamente fueron interceptados por al menos 20 hombres; varios de los jóvenes lograron huir aún golpeados, sin embargo el hoy occiso habría recibido una herida punzo cortante en el pecho”, comunicó el OIJ.

Los atacantes del joven lograron darse a la fuga luego de vapulearlo y herirlo con el el puñal.

Después de la paliza, Leiva fue llevado al Hospital Enrique Baltonado Briceño, en Liberia, donde murió a cerca de la medianoche, informó la Policía Judicial.

Acción policial rápida. De acuerdo con Daniel Calderón, subdirector de la Fuerza Pública en Guacaste, la intervención por parte de la Policía fue rápido para atender el ataque. Empero, no se pudo evitar la muerte del joven escazuceño.

“El muchacho recibió atención inmediata por parte de la Cruz Roja y Fuerza Pública, pero los hechos fueron muy rápidos, ya cuando llegamos la gente se dispersó y nadie quiso dar información”, manifestó el Calderón.

Hasta el momento no hay detenidos por este homicidio y los testigos de lo acontecido son escasos, añadió.

“El OIJ trabaja en el caso desde anoche (viernes) para tratar de confirmar las versiones y nosotros (Fuerza Pública) tenemos un poco más de presencia en la zona para apoyar las acciones que se vayan a tomar en la zona”, manifestó el subjefe policial.

Se intentó conversar con la administración del bar Lizard para ahondar en el caso.

No obstante, la tarde de este sábado se indicó que no conocían de la situación, ya que el hecho ocurrió durante el turno de la noche cuando estaban otros empleados.

Según el reporte del OIJ, las pesquisas continúan para dar con el paradero de los responsables del ataque.

Hasta la tarde de este sábado habían muerto 11 personas por agresiones con armas. El año pasado hubo la misma cantidad de decesos por esa causa durante toda la Semana Santa.