Carlos Arguedas C., Reiner Montero. 23 febrero
El sospechoso de apellido Vargas fue llevado a su casa en San Gerardo de Ticabán, la cual fue allanada en busca de evidencias del crimen. Foto de Reiner Montero
El sospechoso de apellido Vargas fue llevado a su casa en San Gerardo de Ticabán, la cual fue allanada en busca de evidencias del crimen. Foto de Reiner Montero

Un jornalero fue detenido este sábado como sospechoso de asesinar a una mujer de 33 años, cuyo cuerpo apareció el jueves anterior semiquemado y debajo de una motocicleta, a la cual también le prendieron fuego.

La captura la realizaron oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en la casa del implicado de apellidos Vargas Barboza, de 31 años, y se ubica en San Gerardo de La Rita, Pococí, Limón.

En este caso, al individuo se le atribuye el homicidio de Erika Segura Sequeira de 33 años y madre de tres niñas. Ella trabajaba como bartender en el bar La Aguja, ubicado también en San Gerardo, a un kilómetro de distancia de donde localizaron el cuerpo.

Según las autoridades, la noche del miércoles anterior, Vargas estuvo en el bar La Aguja y testigos lo vieron salir como acompañante de una motocicleta conducida por Erika Segura. Ese vehículo es propiedad del compañero sentimental de la mujer.

Familiares dijeron a las autoridades que, durante la madrugada del jueves, llamaron por teléfono a Erika Segura y ella les dijo que tenía problemas con la cadena de la motocicleta, que era estilo montañera. Luego, la mujer no volvió a responder.

Fuego delató crimen

El jueves, oficiales de la Fuerza Pública que patrullaban la carretera que une San Gerardo con Ticaban, en La Rita, observaron una motocicleta en llamas a unos 30 metros de la calle . Con un extinguidor de mano apagaron el fuego y fue cuando debajo del vehículo descubrieron un cuerpo semiquemado.

Inicialmente, se presumió de que se trató de un accidente de tránsito y que el responsable del choque trató de esconder el suceso al llevar la moto fuera de la carretera.

Sin embargo, los agentes del OIJ al revisar la escena determinaron de que no había restos de ningun vehículo como sucede normalmente en una colisión. Empero, sí vieron una huella de arrastre que iniciaba en un sitio fuera de la calle, lo cual fue calificado como anormal.

Aunque todavía no se tiene el resultado de la autopsia para saber con exactitud la forma de muerte de la mujer, las autoridades presumen que la afectada pudo ser estrangulada.

En cuanto al sospechoso la policía informó de que habita a unos 300 metros del sitio donde apareció el cuerpo y se dedica a realizar trabajos agrícola. Es soltero y habita con sus padres.

La víctima al momento de ser asesinada se dirigía hacia su casa ubicada en la comunidad de Balastre de La Rita, a unos cuatro kilómetros del sitio donde aparecieron la moto y el cuerpo.

El sospechoso fue puesto a la orden de la Fiscalía Adjunta de Pococí, donde lo indagaron. Se espera que en las próximas horas se pueda realizar una audiencia para fijarle medidas cautelares.