Carlos Arguedas C.. 3 julio
La Policía Judicial utilizó perros adiestrados en la revisión que hicieron este martes de las dos viviendas ubicadas en Santa Rita Nueva de Orotina, donde asesinaron a dos adultos y una menor. Fotos: Alejandra Portuguez
La Policía Judicial utilizó perros adiestrados en la revisión que hicieron este martes de las dos viviendas ubicadas en Santa Rita Nueva de Orotina, donde asesinaron a dos adultos y una menor. Fotos: Alejandra Portuguez

La cifra de homicidios presenta una leve reducción en San José pero se incrementa en el resto del territorio nacional.

Así se desprende de los datos estadísticos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), dados a conocer este martes en conferencia de prensa, en la cual se habló de los últimos asesinatos ocurridos en Orotina, Grecia y Naranjo, todos cantones de la provincia de Alajuela.

Álvaro González Quirós, subjefe interino del Departamento de Investigaciones Criminales del OIJ, precisó que a nivel país hay una tendencia al incremento, en comparación con el año anterior.

Hasta este 3 de julio se registraban 315 asesinatos. A la misma fecha del 2017, eran 288. Es decir hay 27 hechos más.

Sin embargo, González hizo mención a que en San José, la cifra de asesinatos en comparación con el 2017, es menor. Al 3 de julio del año pasado fueron 108, y en lo que va del 2018 se llevan 92, es decir hay una baja de 16 casos.

"De los 50 días de este Gobierno si hemos visto más esfuerzo de la Policía por bajar un poco la incidencia a nivel de San José. Sin embargo, a nivel nacional llevamos una tendencia al alza. Lo que ha hecho el fenómeno es migrar, porque el fenómeno se mantiene", manifestó.

Aunque la Policía Judicial no tiene una explicación inmediata sobre las causas de ese repunte en el interior del país, los investigadores si encontraron que muchas de las víctimas son personas que habitaban en cantones de San José y, por razones que por ahora se ignoran, se trasladaron a vivir a zonas rurales.

“Muchas de las víctimas han migrado, buscan lugares un poco más alejados de la capital. Hay que recordar que la delincuencia se reinventa”, dijo Álvaro González.

Otro elemento que también es importante, es que en algunos casos se trata de personas que fueron fueron asesinadas en lugares desconocidos y los cuerpos aparecieron en sitios solitarios pero fuera de San José. Eso hace que se registre como asesinado en dicho lugar.

Josefinos en Orotina

Precisamente, la Policía Judicial informó este martes de que dos de las tres personas asesinadas este lunes en Santa Rita Nueva de Coyolar de Orotina, Alajuela, eran vecinas de la Ciudadela 25 de Julio en Hatillo centro, de San José y hace tres años se trasladaron hacia esa zona rural.

Se trata de María Isabel Valverde Quesada de 63 años y su hijo Kirby Agüero Valverde de 21. Respecto a la otra fallecida (una menor de 16 años) era la compañera sentimental de otro hijo de la mujer.

Álvaro González dijo que por el momento no se tiene claro, cual de las personas era el objetivo de los homicidas. "No sabemos si iban por alguien en especial o a acabar con todas las personas que estaban en el lugar", agregó.

La propiedad en Orotina donde ocurrió el triple crimen este lunes, fue adquirida por la familia Valverde en el año 2015, según datos del Registro Público. Foto Jorge Umaña
La propiedad en Orotina donde ocurrió el triple crimen este lunes, fue adquirida por la familia Valverde en el año 2015, según datos del Registro Público. Foto Jorge Umaña

Precisó que hasta ahora han establecido de que a la propiedad de la familia Valverde en Orotina (tiene dos construcciones) llegó un vehículo de color gris, bastante moderno, del cual bajaron tres individuos, que pareciera se dividieron las funciones.

"El ataque fue directo (es decir iban a matar). Uno ingresó a la habitación donde estaba Kirby (tenía dos impactos en la cabeza), a Isabel le dispararon entre el corredor de una casa y el jardín (dos impactos en el tórax) y a la menor de 16 le disparaon en la sala de una vivienda (tres heridas de bala en el pecho)", explicó el jefe policial.

Gónzalez manifestó que presume que estos homicidios tienen como móvil una venganza o un ajuste de cuentas.

Sobre el historial de los fallecidos, Álvaro González dijo que solo el joven de 21 años tiene antecedentes por robo agravado.

Como hecho relevante, agregó que la Policía Judicial tenía informes confidenciales de que en esas casas se vendía droga. Este martes el sitio fue inspeccionado por personal especializado, pero no trascendió si hubo hallazgos importantes.