Carlos Láscarez S.. 27 marzo

Un hombre identificado como Christopher Miranda Aguilar, de 28 años murió la noche de este miércoles dentro de un autómovil, luego de que fue baleado por dos gatilleros que viajaban en una motocicleta, indicó la Policía.

Oficiales de la Fuerza Pública custodian el automóvil donde viajaba la víctima, quien falleció producto de dos disparos recibidos en Finca San Juan de Pavas. Foto: Rafael Pacheco
Oficiales de la Fuerza Pública custodian el automóvil donde viajaba la víctima, quien falleció producto de dos disparos recibidos en Finca San Juan de Pavas. Foto: Rafael Pacheco

El ataque se registró a las 7:40 p.m. sobre vía pública en Finca San Juan de Pavas, en el momento en que la víctima permanecía en una esquina junto a un grupo de personas.

Miranda, conocido como Picarita, fue trasladado herido por varios allegados a bordo de un automóvil Toyota Corolla DX 93 hasta la sede de Bomberos de Pavas, donde varios paramédicos, incluidos de Cruz Roja, confirmaron su deceso.

Rándall Picado, director regional de la Fuerza Pública de San José, dijo que el reporte inicial indicaba que había varias personas en una esquina, y de repente se aproxima una motocicleta con dos sujetos, los cuales le disparan de forma directa a la víctima.

"Al llegar acá y ser valorada se determina que ya no presentaba signos vitales. Hay muy poca información, ya que la gente en el sitio aporta muy poca información. Este tipo de delitos casi siempre lo cometen con cascos cerrados. La víctima contaba con antecedentes policiales" manifestó Picado.

Por su parte Cristian Sánchez Artavia, jefe de la estación de Bomberos de Pavas, aseguró que dentro del vehículo viajaban varias personas, entre éstas el herido. Agregó que la víctima presentaba heridas de arma de fuego en el tórax y el rostro.

El automóvil involucrado quedó en la entrada principal de los bomberos, por lo que en caso de surgir una emergencia deberá ser corrido por las autoridades.

La escena fue custodiada por oficiales de la Fuerza Pública, quienes aguardaron la llegada de los agentes de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).