Eillyn Jiménez B., Reiner Montero, corresponsal GN, Carlos Arguedas C.. 26 marzo
El fallecido vivía en Guácimo de Limón. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN
El fallecido vivía en Guácimo de Limón. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN

Un finquero de 85 años fue asesinado de tres puñaladas en su casa, ubicada en Santa Rosa de Río Jiménez, en Guácimo, Limón, entre la noche del lunes y el amanecer de este martes.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificó al fallecido como Eugene Alexánder Tyndale, quien tenía más de 40 años de vivir en la zona, donde se dedicaba a la siembra de yuca, aunque también tenía varias cabezas de ganado.

Se sospecha que pudo haber sido víctima de un robo.

Whittingham era padre de tres hijos y fue uno de ellos, Franklin Eugenio Whittingham Hernández, de 50 años, quien lo encontró, pues habitaba en la misma casa.

"Ayer (el lunes) salí en la noche y regresé a las 10 pasadas. Me sorprendí ver la puerta de atrás abierta, pero pensé que mi padre se había levantado y había salido.

“Esta mañana escuché un caballo como que andaba suelto y fui al cuarto de mi padre y lo vi que estaba sobre la cama herido”, narró el hombre a La Nación.

Cuando al lugar llegaron oficiales de la Fuerza Pública y de la Cruz Roja de Guácimo se determinó que el finquero tenía varias horas de fallecido.

Wilberth Villalobos, un vecino, dijo que se enteró de la noticia porque Franklin lo llamó para avisarle sobre el crimen.

“Venga un momentito. Mataron a mi papá, es lo que me dice en ese momento. Me puse en un puro temblor. No podía creerlo. Jamás esperaba uno eso, para una persona como era ese señor (...) era un persona totalmente servicial para hacer favores. Es bastante duro, tengo toda la vida de conocerlo”, manifestó Villalobos.

Detalles del crimen

El OIJ informó de que el cuerpo del finquero se encontraba en una habitación y estaba boca arriba, presentaba tres heridas de arma blanca en el pecho y la espalda. Inicialmente, se dijo que tenía dos balazos, pero rectificaron.

Las autoridades comunicaron que dentro de la vivienda se observaron signos de desorden como que si alguna persona hubiera registrado el inmueble.

Aunque la Policía Judicial aún no se atreve a señalar el móvil del homicidio, se presume que podría tratarse de una robo, pues en la casa no se encontró la billetera del fallecido. Sin embargo, durante una inspección que hicieron los agentes encontraron una suma importante de dinero en efectivo.

Eugene Alexánder Whittingham había salido el sábado anterior de Santa Rosa para trasladarse a Heredia donde habita otro hijo. Allí estuvo el fin de semana y regresó el lunes a eso de las 5 p. m.

Vecinos dijeron que al parecer en las últimas semanas el fallecido había vendido algunas cabezas de ganado.

Wilberth Villalobos:
Wilberth Villalobos: "era un persona totalmente servicial para hacer favores. Es bastante duro, tengo toda la vida de conocerlo". Foto Reiner Montero.