Carlos Láscarez S., Reiner Montero, Corresponsal GN. 12 junio

Un finquero de 73 años fue hallado muerto y con varias heridas de arma blanca en el cuello y brazos la tarde de este miércoles, kilómetro y medio al este del Ebáis de la localidad de Jardín, en La Rita de Pococí.

El hallazgo lo hizo un hermano de la víctima, a eso de las 3:20 p. m. de este miércoles, luego de que su familiar no le respondiera el habitual saludo que solían hacerse cuando pasaba por los linderos de la propiedad en la que vivía.

Oficiales de la Fuerza Pública custodiaron la finca donde habitaba el adulto mayor, en espera de la llegada de los agentes judiciales. Foto: Reiner Montero
Oficiales de la Fuerza Pública custodiaron la finca donde habitaba el adulto mayor, en espera de la llegada de los agentes judiciales. Foto: Reiner Montero

La víctima fue identificada por la Policía como Rafael Mejías Alvarado, quien vivía solo en una finca ganadera.

Estaba arrecostado a una malla sarán que habían colocado días atrás para que varios perros no se salieran.

Trascendió que a algunos lugareños les molestaba la presencia de los animales, versión que es investigada por la Policía Judicial.

La molestia se daba porque los canes solían perseguir a los motociclistas y algunos peatones que pasaban frente a la calle de lastre.

Fernando Alvarado, hermano de la víctima, manifestó que todos los días en la mañana él solía llegar a ordeñar una vaca y luego regresaba a la 1 p. m., sin embargo este miércoles pasó hasta las 3 p. m.

“Cuando pasaba mi hermano siempre me gritaba y saludaba, me decía ‘Dios lo acompañe’. Hoy cuando venía bajando en bicicleta le grité varias veces y no me contestó, por lo que abrí un portillito y lo encontré muerto. Siempre le llevaba un litro de leche. Me devolví hasta un punto donde había señal y llamé al 9-1-1. La última vez que lo vi fue hoy a las 5:30 a. m. Vivía solo desde hace tres años y medio”, dijo Alvarado.

Al sitio se presentaron varios lugareños, a quienes les extrañó lo acontecido. Foto: Reiner Montero
Al sitio se presentaron varios lugareños, a quienes les extrañó lo acontecido. Foto: Reiner Montero

Agregó que su hermano tenía dentro de la propiedad unos 35 perros de raza variada, los cuales tenía planeado entregar solo al Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa).

Recordó que este martes fue a una cita de control en el Hospital de Guápiles por un problema de corazón, de la cual salió bien.

La casa más cercana a la finca se ubica a 400 metros de distancia, por lo que nadie observó alguna anomalía.

Oficiales de la Fuerza Pública mantienen un amplio operativo en la zona. De momento no ha trascendido si falta alguna pertenencia en la casa del finquero.