Crímenes

De nueve balazos ultiman a sujeto de 55 años en fiesta clandestina en Tárcoles

El OIJ atendió otros dos asesinatos con arma de fuego en Alajuela y Guácimo en las últimas horas

Un colombiano identificado como Jorge Enrique Castillo Valencia, de 55 años, recibió nueve balazos que lo dejaron sin vida la madrugada de este sábado en Tárcoles de Garabito, provincia de Puntarenas. Según las primeras versiones del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), a la 1:42 a. m. entró la alerta de que por la antigua entrada a Punta Leona, en Quebrada Ganado de Tárcoles, había un sujeto baleado en las afueras de una vivienda. Al llegar, la Cruz Roja de Jacó confirmó que el hombre ya había fallecido.

Los agentes judiciales retornaron este sábado al sitio para buscar testigos, videos y otros indicios que ayuden a aclarar los hechos, pues cuando la Fuerza Pública llegó en la madrugada, los participantes de la fiesta clandestina ya se habían retirado en al menos dos busetas.

El fallecido era vecino de Jacó y según versiones de lugareños, tenía al menos 16 años de residir en esa zona del Pacífico, donde solía escoltar a personas que asistían a fiestas o actividades sociales como la que se desarrollaba desde la noche del viernes. La vivienda de alquiler, que cuenta con piscina, estaba decorada al estilo de las fiestas de Halloween o día de brujas, que suelen realizarse durante estos días, pues la celebración es el 31 de octubre.

Discusión y balas

En otro hecho de sangre, un hombre identificado por el OIJ como Josué Antonio Quesada Muñoz, de 30 años, perdió la vida la noche del viernes frente a la empresa Urgelles, en las cercanías de la Playwood, en San José de Alajuela. Quesada recibió varios impactos de bala en la espalda, luego de que al parecer salió de la empresa donde laboraba y discutió con un sujeto que sacó un arma de fuego. Aunque la víctima intentó huir, no pudo esquivar las balas y quedó sin vida en el sitio.

La Fuerza Pública movilizó a motorizados al lugar del suceso, pero no fue posible encontrar a los gatilleros. El OIJ trata de determinar las causas del asesinato y encontrar a los responsables.

Joven de 26 años muere baleado

Un muchacho de 26 años, identificado por la Policía Judicial como Bryan José Rodríguez Calderón, falleció este sábado en la madrugada en el Hospital de Pococí, luego de que a las 3:52 a. m. fue baleado en la urbanización Mascota, en Pocora de Guácimo.

Socorristas y policías se movilizaron la madrugada de este sábado a Pocora, donde un joven recibió múltiples impactos. Pese a los esfuerzos por salvarlo, falleció en el Hospital de Guápiles. Foto: Reiner Montero.

Socorristas de la Cruz Roja de Guácimo lo trasladaron primero a la clínica local, donde lo estabilizaron y luego al centro médico, donde posteriormente falleció. El sujeto era conocido como Peludo, oriundo de Pococí y vecino de Pocora, según datos del Registro Civil. Al parecer los desconocidos eran cuatro, ingresaron a la casa de Rodríguez luego de romper la puerta de atrás y de inmediato abrieron fuego. Aunque el muchacho saltó por una ventana, los pistoleros lo siguieron y lograron dispararle por la espalda, lo que le causó la muerte horas después.

Rodriguez vivía con un tío y su madre en esa vivienda, pero el tío pudo escapar a tiempo de la escena por otra ventana, mientras que la madre del fallecido no estaba en la casa porque se había ido a quedar donde una pariente.

Los agentes del OIJ levantaron el cuerpo de Rodríguez este sábado en el centro médico. Los motivos están en investigación, pero la policía no descarta un ajuste de cuentas por drogas. Hasta este sábado el OIJ contabiliza un total de 470 asesinatos, concentrados mayoritariamente en las provincias de San José, Limón y Puntarenas.

Colaboró: Francisco Barrantes, corresponsal.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.