Hugo Solano C.. 28 septiembre, 2017
Cerca de la casa donde lo mataron, en Bonanza de Barranca, Campos tenía su negocio de venta de alimentos para animales.
Cerca de la casa donde lo mataron, en Bonanza de Barranca, Campos tenía su negocio de venta de alimentos para animales.

Cinco sujetos encapuchados ingresaron la madrugada de este jueves a una vivienda, luego de violentar los portones jalándolos con una cadena atada a un vehículo de doble tracción y asesinaron a un comerciante en Barranca de Puntarenas.

La víctima fue identificada como Marco Antonio Campos Porras, de 53 años, quien estaba con su esposa al momento de los hechos.

En medio de la situación, los asaltantes pidieron a la pareja las pertenencias, pero sobrevino un forcejeo en el que Campos recibió un balazo en la pierna derecha que le dio en la arteria femoral, lo que le produjo la muerte en el sitio, pues se desangró.

Los delincuentes huyeron en el carro que usaron para romper los portones, informó Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

La víctima era un comerciante oriundo de Puntarenas, casado y sin hijos.

El negocio lo tenía en la comunidad de Bonanza de Barranca.

En la vivienda solo se encontraban Campos y su esposa cuando ingresaron los sujetos poco antes de la 1 a. m.

"Pinocho" como era conocido Campos por sus familiares y vecinos era comerciante de alimentos para animales, empresa que tenía a pocos metros de su vivienda y con la cual le daba trabajo a varios vecinos.

"Marco no se merecía lo que le hicieron. Uno no se explica como matan a una persona, la cual la pulseaba con su venta de alimentos. Fueron cinco sujetos los que ingresaron a la casa y lo despojaron de un dinero que había hecho en su negocio", dijo William Campos, hermano de la víctima.

La Fuerza Pública custodió la escena hasta que agentes del OIJ se hicieron cargo de la recolección de indicios y a las 3 a. m. realizaron el levantamiento del cuerpo.

Aunque se activó un operativo policial para tratar de encontrar a los sospechosos, de momento no hay detenidos.