Carlos Láscarez S.. 23 abril
Oficiales de la Fuerza Pública resguardaron la escena en espera de la llegada de los agentes judiciales. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.
Oficiales de la Fuerza Pública resguardaron la escena en espera de la llegada de los agentes judiciales. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.

Un comerciante de chatarra identificado como Ángel Gabriel Murillo Vargas, de 63 años, fue asesinado de un balazo en la cabeza la noche de este martes, durante un aparente asalto.

El crimen ocurrió a las 7:45 p. m. en el momento en que Murillo llegaba solo a su vivienda, situada en la primera entrada del barrio La Ponderosa, en Tirrases de Curridabat.

La Fuerza Pública indicó que como sospechosos del homicidio figuran dos gatilleros, los cuales huyeron en una motocicleta negra.

De acuerdo con una vecina, quien prefirió no identificarse, una hija de la víctima le manifestó que al parecer los asesinos le sustrajeron un dinero y su celular, versión que es investigada por agentes de homicidios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Se conoció que el fallecido tenía unos 35 años de habitar en la zona, estaba casado y era padre de varios hijos. Además, ya era abuelo.

Lugareños indicaron que Murillo era propietario de varios camiones, los cuales manejaban otros empleados.

Este miércoles, la Policía Judicial informó de que manejan dos líneas de investigación; sin embargo, no especificaron cuales son.

“No tenemos el móvil o la razón concreta, se manejan un par de vertientes de investigación”, mencionó Ernesto Durán, jefe de la Sección de Inspecciones Oculares y Recolección de Indicios del OIJ.

Murillo carecía de antecedentes y hasta ahora no hay rastro de los sospechosos.

Información actualizada el miércoles 24 de abril a las 3:14 p. m. con datos del OIJ.