Vanessa Loaiza N.. Hace 2 días
El asalto ocurrió en vía pública, en La Guácima. Foto: Cortesía Pegando Porte
El asalto ocurrió en vía pública, en La Guácima. Foto: Cortesía Pegando Porte

Un hombre, cuya identidad no ha trascendido, disparó y mató a un motociclista que atacó a una chancera y su sobrino en La Guácima de Alajuela.

El suceso ocurrió este miércoles a eso de las 10:30 a. m. en vía pública en el centro de esa comunidad alajuelense, según confirmaron Erick Calderón, director de la Fuerza Pública y la oficina de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Los datos oficiales dan cuenta de que dos hombres en motocicleta se acercaron al lugar en el que se encontraba la vendedora, de apellido Jiménez, en compañía de un sobrino de 18 años. Uno de los motociclistas le dispara al joven, quien tiene heridas en un omóplato y el estómago.

En ese momento, según los relatos aportados por los testigos al OIJ, se escuchan nuevas detonaciones y luego el conductor de la moto cae mortalmente herido en la calle.

Sin embargo, se desconoce de dónde provinieron los disparos y quien los hizo, indicó la Policía Judicial. Ni la chancera, de 32 años, ni su acompañante estaban armados y no les robaron nada.

El motociclista fallecido ronda entre 20 y 30 años y su identidad tampoco fue divulgada.

En tanto, el otro sospechoso, con camisa roja y el dibujo de una calavera, huyó por unos terrenos baldíos cercanos.

En el lugar quedó abandonada la moto de color negro y los cascos de ambos hombres.

Seguidilla de ataques

Si se confirma que lo ocurrido este miércoles es un asalto, se trataría del cuarto ataque a vendedores de lotería desde que salió a la calle el Gordo navideño.

El 26 de noviembre anterior, en el centro de Cartago, dos asaltantes hicieron inteligencia previa para poder robarle ¢9 millones a un chancero.

La versión de las autoridades indica que la víctima tenía que realizar el depósito del dinero obtenido de las ventas de lotería, por lo cual desde temprano tomó un taxi para llegar hasta la sucursal del Banco de Costa Rica, en la cabecera del cantón central cartaginés.

Cuando llegó, el vendedor, cuya identidad no trascendió, fue interceptado por dos hombres armados. Allí, hubo un forcejeo, producto del cual la víctima recibió un fuerte golpe en la cabeza.

El 22 de noviembre, en Curridabat, dos ladrones atacaron a un vendedor que colocaba su puesto en vía pública.

El hombre, identificado como Carlos Antonio Amador Ovares, de 61 años, falleció cuatro días después en el Hospital San Juan de Dios, producto de la herida de bala que recibió en una pierna.

Por último, el 15 de el mes pasado, un individuo asaltó el puesto de lotería del barrio el Triunfo, wen Piedades de Santa Ana, de donde sustrajo ¢1,6 millones en efectivo.

El individuo escapó, pero debido al rápido aviso a la Policía, el sospechoso fue detenido por oficiales de la Fuerza Pública.

Erick Calderón recordó este miércoles los consejos dados a los vendedores de lotería para evitar ser víctimas del hampa.

Entre otras cosas, trabajar en grupos y en lugares poblados y no portar grandes cantidades de dinero o lotería.