Hugo Solano C.. 31 mayo
Kenneth Fernández García, fue asesinado de cuatro disparos el pasado ocho de mayo en Dulce Nombre de La Unión. Foto facilitada por Keyna Calderón.
Kenneth Fernández García, fue asesinado de cuatro disparos el pasado ocho de mayo en Dulce Nombre de La Unión. Foto facilitada por Keyna Calderón.

En lo que va de este año, la Policía Judicial ha registrado al menos 31 asesinatos en Cartago, mientras que en el mismo periodo del año pasado fueron 12. El incremento ronda el 158%.

Las cifras se obtienen de un análisis de La Nación con base en los informes de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). El número podría ser mayor pues estos reportes no incluyen a personas que fallecen días después, en los centros médicos.

La subdirectora de la oficina del OIJ en Cartago, Alexandra Ledezma, atribuye ese aumento al crimen organizado y al narcotráfico.

Según Erick Calderón, director regional de Fuerza Pública en esta provincia, han volcado la Policía a las calles y en esos operativos ha sido evidente el decomiso de marihuana, cocaína y crack, lo que, a criterio del jefe policial, revela que las zonas más pobladas de la Vieja Metrópoli sucumben poco a poco al microtráfico y los males que surgen con él.

“Hemos venido dando un seguimiento muy fuerte a Tres Ríos (en La Unión) y de hecho, en las últimas semanas han mermado los hechos violentos. Era la parte más sensible que teníamos y la hemos tomado con mucha fuerza”, afirmó Calderón.

Según Calderón, al tener controladas ciertas zonas, la delincuencia se traslada a otras áreas cercanas.

Los últimos cuatro asesinatos, dijo, han ocurrido en zonas montañosas; uno en Corralillo, otro en las partes altas de El Tejar de El Guarco y este miércoles hallaron a dos hombres en una calle oscura y solitaria conocida como la Angelina en Ochomogo, en San Nicolás.

“Están utilizando otras áreas para llevar a cabo los homicidios por lo que nuestra estrategia inmediata es implementar patrullajes en esas zonas”, dijo Calderón.

Reconoció que no se acostumbraban recorridos ahí con tanta frecuencia por ser zonas que se dedican a la agricultura y ganadería, pero en adelante se incluirán en los operativos y controles de carreteras.

El cantón central de Cartago registra la mayoría de los casos, con 12, seguido con ocho por La Unión y cuatro en El Guarco.

Entre tanto, en Oreamuno y Paraíso se dieron al menos tres homicidios en cada cantón, mientras en Jiménez asesinaron, el pasado 15 de abril, a una mujer de 30 años que tenía antecedentes por drogas y robo. Turrialba y Alvarado no han sido escenario de asesinatos este año.

La gran mayoría de los casos han sido por ajustes de cuentas, aunque también se registran casos de delincuencia común.

Por ejemplo, el 24 de abril mataron en Paraíso a Kevin Francisco Calderón Camacho, de 21 años, luego de que ingresó con otros dos hombre a asaltar un supermercado y la Policía los enfrentó.

Dos vecinos de Quepos ultimados en Ochomogo

Este martes dos vecinos de Quepos aparecieron asesinados con arma de fuego en una calle solitaria de San Nicolás.

Los cadáveres tenían la cabeza cubierta con bolsas plásticas y estaban tirados a una lado de la vía pública. Uno de ellos estaba maniatado.

Fueron descubiertos por vecinos que pasaban en carro por el lugar y alertaron a las autoridades.

Las víctimas fueron identificadas por el OIJ como Luis Michael Barboza Ortega, de 29 años, y Geovanny Cerdas Azofeifa, de 47. Ambos residían en Quepos, Puntarenas.

Según las primeras investigaciones, Barboza era taxista informal y tenía una pescadería en Quepos, aunque era oriundo de San José, mientras que Cerdas era originario de Quepos; no se informó a qué se dedicaba.

En la escena del crimen los agentes judiciales recolectaron varios indicios balísticos que remitieron al laboratorio forense.

En total, hasta este 30 de mayo también se registraban más homicidios en todo el país, lo que refleja un incremento en relación con el 2017, pues se registran 259, es decir 37 más que en igual periodo del año pasado.