Carlos Arguedas C.. 3 octubre, 2016
La balacera ocurrió en la playa de Cieneguita de Limón.
La balacera ocurrió en la playa de Cieneguita de Limón.

La venganza o un ajuste de cuentas entre bandas criminales es, para el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el origen de la balacera que la tarde de este domingo se produjo en la playa de Cieneguita, Limón.

Walter Espinoza Espinoza, director del OIJ, dijo que todavía es muy temprano para dar a conocer cuáles grupos se enfrentaron, pero agregó que son organizaciones criminales muy posiblemente ligadas al narcotrafico.

En el hecho murieron tres mujeres, una de ellas una joven de 15 años y un joven con antecedentes judiciales por tenencia de drogas y asaltos.

Además, otras cinco personas resultaron heridas de bala. Uno de ellos es un niño de 11 años, quien permanece muy delicado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Nacional de Niños, en San José.

Carlos Jiménez, subdirector de ese centro médico, dijo que el menor tiene una herida de bala en el cuello, la cual le perforó una vena que lleva sangre al cerebro. La bala también daño dos vértebras.

El médico dijo que las próximas 72 horas serán muy importantes para definir la evolución de este paciente. Agregó que es muy temprano para saber si el niño quedará con alguna secuela.

Hecho.

La balacera en Cieneguita se produjo el domingo a las 4:15 p.m. en un bulevar frente al bar Sunset Beach Club, cuando en la playa había una gran presencia de personas.

De acuerdo con el informe policial, dos individuos en motocicleta, quienes iban encapuchados, llegaron y dispararon contra dos jóvenes que se encontraban parados a la par de un automóvil un Mitsubishi de color amarillo.

En la balacera resultó herido Francisco Miralles Montoya, de 21 años. Los gatilleros, al parecer, dieron una vuelta y volvieron a pasar por el sitio y en esta segunda ocasión hicieron disparos de manera indiscriminada.

En la balacera resultaron heridos Tony Alexánder Peña Russel, de 28 años, propietario del carro amarillo y quien estaba junto a Miralles. Este hombre fue llevado al Hospital Tony Facio de Limón, donde permanece bajo custodia policial.

Además, murieron Eloisa Angelini Hoy Pinnock, de 33 años, y Corina Mc Kenzie Pennicott, de 38, y Stephannie Camacho Barquero, de 15. Resultaron heridos el niño de 11 años, así como Xinia Ivette Wesley Mard, de 44 años, otro niño de 4 años y una menor de 14 años.

Los gatilleros escaparon en la motocicleta.

Wálter Espinoza dijo este lunes que en el sitio de la balacera había indicios de 90 indicios de balas y detalló que solamente el vehículo presentaba 60 orificios de bala, entre entrada y salida. Los homicidas usaron una pistola 9 mm y una AK-47.

El Ministro de Seguridad, Gustavo Mata Vega, dijo que poco antes de la balacera oficiales de la Fuerza Pública en un recorrido por la playa revisaron a Miralles y Peña, pero explicó que "fue una cuestión de rutina".