Gustavo Fallas M.. 27 marzo, 2016

"Para una madre o una abuela, una tragedia de estas es inentendible en un país donde hay gente buena. Hombres armados atacando a gente en masa, eso ya es como las maras".

En una entrevista este domingo con La Nación, la abuela del joven fallecido recordó a su nieto como una persona con "muchos sueños y llena de vida".

También lamentó el nivel de violencia que se está viviendo en Costa Rica y espera que las autoridades actúen en este caso para que no quede impune.

"La agresión en este país está llegando a tal punto que tiene que haber una respuesta. El país entero está conmovido y no es porque sea Alejo Leiva Lachner, es porque es un muchacho de los muchos tantos que mueren porque otros lo atacaron, no importa si es en playas del Coco o en Desamparados", manifestó.

El joven asesinado era una persona a quien le gustaban los deportes acuáticos. Era el mayor de cuatro hermanos .
El joven asesinado era una persona a quien le gustaban los deportes acuáticos. Era el mayor de cuatro hermanos .

Ella considera que los ciudadanos costarricenses son buenas personas y por eso, la muerte de su nieto ha tocado a toda la población.

"Estas cosas no las puede entender ningún costarricense, los ticos somos buena gente y no estamos acostumbrados a estas cosas".

'Deportista y tranquilo'. Otra familiar que prefirió que su nombre no fuera revelado, indicó que Leiva era una persona tranquila, muy activa y que le gustaban los deportes como el surf y el windsurf. Era el mayor de cuatro hermanos.

En octubre del año pasado cumplió los 21 años, estudiaba ingeniería y recientemente estuvo trabajando para comprarse un vehículo.

Al parecer, la noche en que Leiva fue atacado por la turba, él y un grupo de amigos tuvieron un altercado con un taxista pirata que los llevó a un bar en playas del Coco. Allí discutieron con el transportista, pues casi golpea a uno de ellos cuando se bajaron.

Supuestamente, al salir del lugar el taxista informal los estaba esperando con una turba y los atacaron. Algunos lograron salir corriendo pero a Leiva lo atraparon, lo vapulearon y le dieron una puñalada que perforó su pecho.

En el grupo también viajaba un hermano menor de Leiva, quien fue testigo de lo sucedido y acompañó a su hermano herido en la ambulancia que lo llevó hasta el hospital Enrique Baltonado Briceño, en Liberia, donde a eso de la una de la madrugada fue declarado fallecido.

Según informó este domingo el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), hasta el momento no hay detenidos y el caso sigue en investigación para tratar de dar con el paradero de los responsables.