16 junio, 2005
 La captura de los sospechosos se realizó ayer a las 7:04 de la mañana en el cruce entre Florida de Tibás y Los Sitios de Moravia. | MSP PARA LA NACIóN
La captura de los sospechosos se realizó ayer a las 7:04 de la mañana en el cruce entre Florida de Tibás y Los Sitios de Moravia. | MSP PARA LA NACIóN

Seis individuos fueron detenidos ayer como sospechosos de integrar una banda que se dedicaba al robo de gasolina del poliducto de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

La captura se hizo en un operativo conjunto de varios cuerpos policiales en Los Sitios de Moravia, San José, poco después de que, al parecer, llenaron una pichinga con 1.000 litros.

La investigación surgió luego que la semana anterior Recope denunció ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) que este año se habían producido sustracciones al poliducto.

Según la queja planteada, los robos se habían dado en los tramos del poliducto entre El Alto de Ochomogo, Cartago, y La Garita de Alajuela, así como entre La Garita y el plantel de Barranca, en Puntarenas.

Recope estimó las pérdidas por sustracciones en lo que va del año en ¢25 millones, según consta en la denuncia.

La Refinadora prefirió ayer no ahondar en detalles sobre el hecho porque alegó que el asunto está en la investigación judicial.

Seguimiento. Según los informes policiales, tras conocer el caso comenzaron a dar seguimiento a un grupo conformado por extranjeros que se sabía estaba negociando gasolina a un precio más bajo que el vigente en las gasolineras.

La Policía supo que estos individuos visitaban en las noches con frecuencia un predio en Los Sitios de Moravia, por donde, precisamente, pasa el poliducto.

Durante varios días de vigilancia no se les vio extraer gasolina.

No obstante, se informó de que el martes en la noche hicieron movimientos sospechosos durante unos 40 minutos y luego se retiraron hacia una casa en San Isidro de Heredia.

Durante la madrugada del miércoles salieron de nuevo hasta el predio en Los Sitios de Moravia. En esta ocasión llevaron un microbús, que al ser interceptado por la Policía llevaba una pichinga plástica con 1.000 litros de gasolina.

Los detenidos fueron identificados como de apellidos Trujillo (37 años y profesional en ingeniería); Jaramillo, de 28 años, Córdoba, de 25 años, dos hermanos de apellido Castillo (eran los guardas del predio) y un costarricense de apellido Rojas, de 26 años.

La Policía dijo que los tres primeros son de origen colombiano y los Castillo nicaragüenses.