De momento el incendio forestal que se inició el lunes ha consumido 420 hectáreas de charral y pastos

Por: Hugo Solano C. 15 marzo, 2013

San José (Redacción). Un total de quince bomberos se mantienen desde el lunes en la zona ubicada entre Esparza y San Ramón, donde las llamas han devorado 420 hectáreas de charrales y pastizales.

Héctor Chaves, director del Cuerpo de Bomberos, indicó que la idea es proteger reservas, zonas boscosas y mantos acuíferos que son fuentes de agua para comunidades cercanas.

De momento no hay reportes de pérdidas importantes y se desconocen las causas del incendio.

Gerardo Solórzano, uno de los bomberos encargados de combatir las llamas destacó que el lunes tenían ocho frentes abiertos, pero actualmente son solo dos.

Se trabaja en el combate abriendo zanjas para cortar el paso de las llamas, pero uno de los factores que más ha afectado la labor de los bomberos es el fuerte viento y la topografía.

Las unidades extintoras de los bomberos entran a un lado de la Bernardo Soto, por el sector de Cambronero, pero los bomberos tienen que caminar entre 30 y 45 minutos para llenar las bombas de agua.

A las 10 p. m. del lunes los bomberos de San Ramón recibieron la alerta pero, por tratarse de una zona quebrada y con muchas serpientes, se trabaja en la extinción del fuego en jornadas diurnas que van de las 6:30 a. m. a las 5:30 p .m.