Accidentes

Presunto asaltante muere asfixiado al quedar enganchado en varilla de tapia

Víctima fue identificada como César Adrián Rivera Retana, de 48 años, quien tenía pasadas judiciales por robo simple y gravado, daños agravados e incumplimiento a una medida de protección

Un hombre, que al parecer intentó entrar a una vivienda en el barrio San Francisco de Asís, en San Rafael de Oreamuno, Cartago, murió asfixiado por su abrigo, el cual quedó enganchado en una varilla de la tapia del inmueble, que tenía dos metros y medio de altura.

La situación fue descubierta este domingo en la mañana, cuando una de las habitantes de la vivienda se levantó a hacer el desayuno y vio el cuerpo, por lo que de inmediato alertó a las autoridades por medio del Sistema de Emergencias 9–1–1.

Cuando la Cruz Roja llegó a la casa, verificó que el sujeto estaba fallecido, por lo que coordinó con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para que se encargaran de la escena.

El fallecido fue identificado como César Adrián Rivera Retana, de 48 años, quien tenía pasadas judiciales por robo simple y gravado, daños agravados e incumplimiento a una medida de protección, según consta en registros policiales.

En el sistema del Poder Judicial consta una sentencia de 1994, en la que se le declaró culpable de dos delitos de robo de agravado y uno de tentativa de robo simple, por lo que en total se le sentenció a 10 años de prisión.

Se presume que la víctima tenía varias horas de fallecida, pero será su autopsia la que determine la hora exacta de su deceso.

Vecinos dijeron que el barrio San Francisco de Asís es muy tranquilo, pero que desde hace varios días han visto a varios sujetos rondando por la comunidad de manera sospechosa.

El caso es investigado por el OIJ como una muerte accidental.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Periodista de la Sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.