Daniela Cerdas E., Carlos Arguedas C.. 16 enero, 2018
Los portones de acceso a la estación al Pacífico, donde están las oficinas centrales del Incofer, fueron cerrados debido al allanamiento, que estuvo a cargo de agentes del OIJ de Alajuela. Foto de Alonso Tenorio.
Los portones de acceso a la estación al Pacífico, donde están las oficinas centrales del Incofer, fueron cerrados debido al allanamiento, que estuvo a cargo de agentes del OIJ de Alajuela. Foto de Alonso Tenorio.

La Policía Judicial trata de establecer si una posible actuación negligente sumada a fallas mecánicas serían las causas del accidente con dos carros del tren que dejó dos fallecidos y una persona herida, el 9 de enero, en San Rafael de Alajuela.

Con ese objetivo, es que este martes se allanaron las oficinas centrales del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) en la estación del Pacífico, en San José, como confirmó Wálter Espinoza Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Según el jefe policial, el día de los hechos, oficiales e ingenieros explicaron en la escena cómo fue que se produjo el accidente, así como el estado del equipo ferroviario involucrado. Eso, dijo, lo hicieron con base a entrevistas a testigos y revisión de la locomotora y los vagones.

La versión del Incofer es que cuando realizaban trabajos de rehabilitación de la línea férrea, la locomotora no pudo acoplarse con dos carros planos cargados con durmientes y bases de madera. Por el contrario, la locomotora los empujó y estos se fueron sin control a lo largo de unos 2.200 metros.

En el camino, los carros arrastraron un vehículo donde iban dos personas y golpearon a un peatón. Los primeros fallecieron.

Información fundamental

Este martes, en el Instituto se decomisaron expedientes de los contratos con la empresa Manfer, encargada de los arreglos en la vía férrea.

"Queremos conocer cuáles eran los requerimientos que se exigieron a la empresa, cuáles fueron los detalles de la contratación, si las personas que intervenían en la obra tenían la capacitación, conocimientos suficientes; si había algún protocolo de actuaciones.

"Queremos conocer también los expedientes de las personas que de alguna manera tuvieron relación con el asunto, su capacitación, su experiencia, su conocimiento (...) las entradas y salidas de las locomotoras, de los vagones, la cuantificación del peso que llevaba cada una de ellas.

"Lo que pretendemos es cotejar lo que obtuvimos en el sitio con la parte documental y, a partir de eso, establecer conclusiones que puedan señalar que la actividad fue absolutamente transparente y conforme a los protocolos, o eventualmente sentar algunas responsabilidades", manifestó el director del OIJ.

El allanamiento se inició a las 8:30 a. m. y concluyó al mediodía; estuvo a cargo de personal de la delegación del OIJ de Alajuela.

Los carros planos recorrieron unos 800 metros; en el camino arrastraron un vehículo con dos personas. John Durán
Los carros planos recorrieron unos 800 metros; en el camino arrastraron un vehículo con dos personas. John Durán

Las víctimas mortales a consecuencia de este hecho son Alberto Madriz Soto, de 54 años, y Ángela Mayela Abarca Calero, de 56. Él era vecino de San Miguel de Desamparados y ella de San Antonio de Belén.

El peatón, identificado como Cristian Gerardo Rojas Castro, de 40 años, también resultó con graves lesiones. Fue trasladado al Hospital San Rafael de Alajuela, donde continúa hospitalizado.

Una de las carretas traía unos 100 durmientes de concreto y cada uno tiene un peso aproximado de 300 kilos, para una carga total de 30 toneladas.

Los trabajos que se realizaban tienen como objetivo rehabilitar la línea férrea entre San Antonio de Belén, Heredia, y San Rafael de Alajuela, para brindar el servicio de transporte de pasajeros.