Hugo Solano C.. Hace 2 días
Tres personas murieron en un accidente de tránsito la madrugada del lunes en Liberia. Está por definirse la situación jurídica del chofer que habría invadido el carril contrario. Foto: Cortesía Bomberos.
Tres personas murieron en un accidente de tránsito la madrugada del lunes en Liberia. Está por definirse la situación jurídica del chofer que habría invadido el carril contrario. Foto: Cortesía Bomberos.

El conductor del pick-up Toyota, que chocó de frente contra una buseta en la que murieron tres personas, está a la espera de una audiencia en el Juzgado de ese cantón guanacasteco, en la que la Fiscalía pedirá medidas cautelares en su contra.

Se trata de un joven de 20 años, de apellidos Dávila Corea, quien es sospechoso de ocasionar el accidente donde perdieron la vida dos turistas de Estados Unidos identificados como Enisha Roberson, de 38 años, y su hijo de seis, así como el conductor del microbús, Allan Gerardo Leiva, de 40.

En el accidente también resultó con heridas de consideración el esposo de la mujer fallecida, Schawn Roberson, de 54 años, quien fue trasladado al Hospital de Liberia.

La colisión frontal ocurrió cuando las víctimas iban de norte a sur (La Cruz- aeropuerto de Liberia) y el imputado conducía el pick-up en sentido en sentido contrario.

Según los primeros detalles de la investigación, el sospechoso habría invadido el carril de los ofendidos y ocasionó un choque frontal, generando el accidente que dejó las tres víctimas en sitio.

La Fiscalía Adjunta de Liberia confirmó que al imputado se le practicó la prueba de sangre en el hospital de la zona; sin embargo, las muestras fueron remitidas al Complejo de Ciencias Forenses, donde deben remitir el resultado a la Fiscalía con un informe.

Se investiga si en el choque medió el consumo de alcohol, si el conductor se quedó dormido, o si hubo otras causas por las que el joven chofer del Toyota perdió el control e invadió el carril contrario.

El caso se mantiene en investigación dentro de la causa 19-002827-0060-PE.