Carlos Arguedas C., Reiner Montero. 18 noviembre

(Video) Avioneta se incendia al caer a tierra

El piloto de una avioneta fumigadora que cayó la mañana de este miércoles en una pista de aterrizaje en 24 Millas de Batán, en Matina de Limón, logró salir con vida del percance.

Se trata de Adrián Chavarría quien logró salir por sus propios medios de los escombros del aeroplano que poco después alzaron llamas. El aparato se quemó en un 80%.

Chavarría fue auxiliado por compañeros de la empresa Servicio Nacional de Helicópteros, propietaria de la avioneta, y trasladado a un centro médico con golpes en diversas partes del cuerpo.

Sin embargo, se indicó que el piloto se encontraba en buen estado de salud y que se movilizaba por su propios medios.

El Cuerpo de Bomberos informó de que el accidente se produjo este miércoles a las 7:20 a. m. cuando el aeroplano estaba despegando de la pista.

Se trata de la avioneta monomotor, Ayres Turbo Thrush S2R-T34, matrícula TI-AYT, fabricada en 1996 y que se dedicaba a labores de fumigación en las fincas bananeras en el cantón de Matina.

La cabina y el motor de la aeronave se quemaron. El derrame del combustible del aparato fue el propició el fuego, dijeron los Bomberos. Foto cortesía de Aviación Civil.
La cabina y el motor de la aeronave se quemaron. El derrame del combustible del aparato fue el propició el fuego, dijeron los Bomberos. Foto cortesía de Aviación Civil.

Edwin Berrocal, jefe de la estación de los Bomberos en Batán, detalló que encontraron la aeronave a unos 800 metros de distancia del final de la pista, en un sector montañoso.

"Supongo, por donde se desplomó, que venía despegando. Pareciera que antes pegó con las copas de algunos árboles. Por esas condiciones se supone que venía despegando.

“La nave cayó en la vegetación con el tren de aterrizaje hacia arriba. Gracias a Dios el piloto salió porque ahí la posición era muy incómoda y agarró fuego la avioneta”, manifestó Berrocal.

Para tratar de apagar las llamas, los bomberos debieron hacer un tendido de mangueras de una extensión de 100 metros para alcanzar el sitio donde se encontraba la aeronave.

Aplicaron espuma para apagar el fuego que se expandió por el motor y la cabina, debido a que el impacto provocó que se derramara el combustible.

Berrocal indicó que para atender la emergencia se enviaron dos máquinas extintoras y siete hombres de las estaciones de Batán y de Siquirres. Para controlar las llamas tardaron unos 30 minutos.

Paralelamente, personal de la oficina de Investigación de Accidentes de la Dirección General de Aviación Civil se trasladó al lugar del percance para indagar la causa del suceso.

La aeronave cayó a unos 300 metros de distancia de la pista. Foto de Bomberos.
La aeronave cayó a unos 300 metros de distancia de la pista. Foto de Bomberos.

Noticias actualizada a las 11:55 a.m. con datos de Aviación Civil y del Cuerpo de Bomberos.