Coctel mimosa

La mimosa, una fórmula sencilla de jugo de naranja recién exprimido y champagne favorita para el brunch y el desayuno de los domingos. Recibe su nombre en honor a las flores amarillas del mismo nombre que florecen en Australia. De ahí que este trago tenga el color característico.

¿Cómo surgió?

Hay dos versiones que narran la creación de este cóctel. La primera tiene su origen en el trago Buck ‘s Fizz, creada en 1921 en el Buck’ s Club (un club para hombres) en Londres. El barman McGarry fue quien combinó una parte jugo de naranja y dos de champagne. Se dice que hay otros ingredientes como la granadina, sin embargo no se tiene un registro de esto.

Gracias a que el Buck ‘s Fizz tiene los mismos ingredientes que la mimosa, se cree que este trago solo es una variación de este cóctel, la diferencia radica en las cantidades de jugo de naranja y vino espumoso que se le agregan.

La segunda versión nace en París en el Hotel Ritz en 1925 a cargo del camarero Frank Meier, quien es famoso por preparar unos de los mejores tragos de la época, los cuales están plasmados en su libro: “El arte de preparar bebidas” un material obligado para aquellos que gustan de este oficio.

Frank Meier quería preparar una bebida más suave y refrescante por lo que mezcló partes iguales de jugo de naranja y dicho espumoso de origen francés.

Sabías que...
  • Hay una leyenda en la que se le atribuye la creación de la mimosa al director de cine Alfred Hitchcock, pues se dice que la creó en San Francisco en 1940. Aunque no se tiene confirmada esta versión ayudó a que el trago fuera cada vez más popular en Estados Unidos.
  • Con los años este cóctel empezó a ser el mejor acompañante de los desayunos de las personas, incluso hasta la corona británica la incluía, ellos las prefieren con jugo natural de naranja recién hecho. En la actualidad este drink ha cobrado más fama y es común encontrarlo en la carta de diferentes restaurantes.
  • Se puede encontrar la receta clásica que es con jugo de naranja y champaña en partes iguales servida en una copa flauta fría. O bien las diferentes versiones como: la Grand Mimosa con licor de naranja, la Poinsettia con jugo de arándanos, Soleil con jugo de piña, la Megmosa con jugo de toronja y frambuesas, así como la mimosa de invierno, pues contiene juego de mandarina y un toque de jengibre.
  • Además de estas versiones que son las más conocidas hay otras que combinan licores como el vodka con frutos rojos, algunas que usan jugo de frutas como el maracuyá o mango para tener un sabor más ácido y refrescante. También están las que usan ciruelas, uvas y hasta lavanda. Es algo muy versátil que dependerá de las preferencias de cada persona.

Así que anímese a probar las diferentes versiones de la mimosa o saca su bartender interno y prepararlas en casa.