Mónica Morales. 22 enero

Hace unos días, la empresa Coca Cola nos invitó a tomarnos un cafecito. Lo que no imaginábamos es que literalmente íbamos a tomar Coca Cola con café.

Esta es la nueva innovación de la empresa de bebidas, que combina el sabor de la ya muy conocida Coca Cola con los granos de oro. El resultado es bueno, sobre todo para el paladar de los ticos que somos apasionados del café. De hecho, ¿sabían que Costa Rica es el segundo país en Latinoamérica con más consumidores de café, solamente por debajo de Brasil?

Evidentemente, un mercado que Coca Cola no iba a dejar pasar por alto. Para quienes nos han preguntado por el sabor: sí, es rico, tiene notas achocolatadas pero algunos lo han juzgado de dulce. Eso sí, deben saber que esta bebida no contiene azúcar ni calorías. Punto a favor.

Nueva Coca Cola con café.
Nueva Coca Cola con café.

Otro beneficio es su aporte de energía pues contiene 30% más cafeína que la Coca Cola original o la Coca Cola sin azúcar. Además, su única presentación de 250 ml es perfecta para el famoso cafecito de la tarde y levantar las baterías para seguir con nuestras labores.

Costa Rica es el quinto país en Latinoamérica en comercializar este nuevo producto de Coca-Cola. Anteriormente, se lanzó en Colombia, México, Brasil y Haití.