Ana Laura Torrealba. 23 marzo
Fotos de la Maquillista profesional Ale Grillo para LA REVISTA PERFIL / Fotografía: John Durán
Fotos de la Maquillista profesional Ale Grillo para LA REVISTA PERFIL / Fotografía: John Durán

Con apenas 23 años, Ale Grillo ha alcanzado una audiencia de casi 50 mil en su perfil de Instagram. Es conocida por su trabajo como maquillista, influenciadora digital, y por el uso que le da a su plataforma a favor de causas sociales. Esto gracias a la comunidad que creó, con quien conecta y comparte diferentes aspectos de su vida.

“Siempre trato de ser 100% yo en redes sociales. Siempre trato de decir la verdad y trabajar con personas que me permitan decir la verdad. Me gusta ser muy realista”
Acercamiento al maquillaje
Fotos de la Maquillista profesional Ale Grillo para LA REVISTA PERFIL / Fotografía: John Durán
Fotos de la Maquillista profesional Ale Grillo para LA REVISTA PERFIL / Fotografía: John Durán

El maquillaje fue el inicio de su camino para ser la personalidad digital que es hoy. Desde pequeña tenía inclinaciones artísticas. Cuando alcanzó la adolescencia, empezó a expresar su pasión por el arte a través del maquillaje.

Ale cuenta que todo empezó con su musa, su abuela. Como siempre apoya las pasiones e intereses de su Ale, su abuela prestaba su rostro como lienzo para las ocurrencias de su nieta. También, cuando tenía 14 años, su hermana le regaló su primera paleta de contornos, lo que la impulsó en su camino de explorar las técnicas y posibilidades del maquillaje.

Adolescencia e incertidumbre

A pesar de su gran entusiasmo por el maquillaje, Ale lo consideraba como un pasatiempo. No imaginaba dedicarse a él a tiempo completo. En cambio, tenía en mente perseguir otra de sus pasiones: el amor por los animales.

Estudiar veterinaria era un fuerte interés para Ale, pero a sus 17 años no se sentía lista para iniciar una carrera universitaria. Su prioridad estaba en encontrarse y conocerse a sí misma, para estar segura antes de tomar cualquier decisión.

Con 17 años, comenzó a trabajar en distintos lugares y a llevar cursos variados. Igualmente, a pesar de probar diferentes cosas, su inclinación hacia el maquillaje siempre la influenciaba. Por eso, en el 2017 decidió abrir un perfil de Instagram para compartir con el mundo sus creativos looks de maquillaje.

De esta manera, la encontraron sus primeras clientas, a quienes maquilló para bailes de graduación del colegio. Sin embargo, no podía entregarse completamente a este pasatiempo, ya que igualmente tenía que trabajar.

En el 2018, después de trabajar unos meses en un call center y sentirse alienada con lo que realmente quería hacer, tomó la decisión de renunciar a su trabajo y dedicarse tiempo completo al maquillaje. Después de mucho empeño, en el 2019 consiguió abrir su estudio para clases de automaquillaje y maquillaje para eventos.

Instagram, conexión con desconocidos a través del móvil
09/02/2021/ Fotos de la Maquillista profesional Ale Grillo para LA REVISTA PERFIL / Fotografía: John Durán
09/02/2021/ Fotos de la Maquillista profesional Ale Grillo para LA REVISTA PERFIL / Fotografía: John Durán

“Todo en la vida es una combinación de suerte, aprovechar oportunidades y el esfuerzo para hacer un buen trabajo”. A estos tres factores le atribuye Ale su éxito en redes sociales.

Al comienzo, la totalidad del contenido que Ale compartía era estrictamente maquillaje. Gradualmente, se fue sintiendo más cómoda interactuando con la cámara para publicar vídeos, tutoriales, y contenido que reflejaba un poco más de ella, su vida y su personalidad.

Ale notó que las personas se identificaban más cuando mostraba su lado más humano. Esto la motivó a seguir personalizando su página de manera más genuina.

La decisión de mostrar en redes sociales un lado realista de su vida ha rendido frutos, tanto para su negocio como para forjar relaciones con sus seguidores. Por eso, ahora se siente segura de compartir detalles de su vida personal.

Responsabilidad social

Algo que Ale entendió cuando se dio cuenta de la magnitud de su plataforma fue que junto con tantos seguidores le tocaría también asumir una gran responsabilidad. Por eso, aprovecha cada oportunidad que tiene para hablar de temas sociales de su interés, educarse, aprender, escuchar y conversar con las personas que la siguen.

Un reflejo de esto son sus repetidos esfuerzos de concientización por la adopción y castración de animales. Ale vincula su plataforma y su fuerte amor y pasión por los animales. Por eso, además de contagiar a su audiencia del amor por sus mascotas, también ha sido consistente en fomentar ideas acerca del trato responsable que se les debe dar a los animales.

Inclusive, implementó los martes de mascotas. Esta es una dinámica que consiste en que un día a la semana comparte en sus historias de Instagram información valiosa acerca de animales en adopción y animales perdidos. Ale comenta que ha visto un enorme éxito de esta actividad, ya que las interacciones de sus seguidores son su contenido se multiplican.

Planes para el futuro

Los planes de Ale consisten en seguir trabajando con el maquillaje y con la marca que ha creado en su perfil de Instagram. Tiene intereses de expandir sus horizontes y adentrarse también en el mundo de Youtube.