Bienestar

Vacunación también es fundamental para las mascotas

Si se lleva un correcto esquema de vacunación canina se le evitarán al animal muchas enfermedades y en la mayoría de los casos, prolongará su vida

Los animales domésticos también necesitan vacunas para prevenir virus. De ahí la importancia de que, como amos responsables, siempre estemos atentos al esquema de vacunación, ya que esto evitará enfermedades que pueden causar incluso la muerte del animal. Por eso, vacunarlos no es solo un acto de responsabilidad, sino de amor con las mascotas de compañía. Y así como en los niños, la vacunación para las mascotas es fundamental, sobre todo en su primer año de vida.

En el caso de los perros, el plan de vacunación debe iniciar a partir de las 12 semanas de nacido o incluso antes.

Normalmente, cuando se compra un cachorro se suele entregar con un carnet sanitario y al menos la primera dosis de vacuna y si no está vacunado, no debe tener contacto alguno con otros perros, para evitar el contagio de infecciones.

Guía de vacunación

Previo a iniciar el plan de inmunización en el cachorro este debe ser desparasitado ocho días antes de la primera vacuna.

Una vez cumpla los 45 días de nacido, se inicia el plan de vacunación, sin embargo, el perro debe estar en perfecto estado de salud, es decir, no debe presentar ningún síntoma de fiebre, tos, secreción nasal, secreción ocular, diarrea, vómito, decaimiento, inapetencia, delgadez extrema, o problemas dermatológicos.

Las vacunas para cachorros son: parvovirosis, pentavalente, coronavirus y rabia. (Ver recuadro sobre el esquema de vacunas).

De acuerdo con la médica veterinaria Luz Stella Atehortúa, las mascotas pueden salir al exterior 15 días después de la última vacuna, es decir, la del virus de la rabia; en este momento el canino estará listo para socializar con el mundo exterior y con otros perros.

¿Cómo debe manejarse en los canes adultos? Siempre es necesario que antes de vacunarlo se desparasite una semana antes y después de un año de la aplicación de la vacuna antirrábica, se deben aplicar los siguientes biológicos en su etapa adulta: polivalente (refuerzo anual), tos de perreras con revacunación cada seis meses, especialmente en caninos que tienen contacto con más perros y si se trata de un adulto y se sospecha que nunca ha sido vacunado, se debe aplicar la vacuna del refuerzo anual.

“Es importante mencionar que en ocasiones las mascotas presentan reacciones, la mayoría normales, como fiebre, decaimiento, falta de apetito y dolor en la zona. Si se llegan a presentar síntomas de alerta como brote en todo el cuerpo, vómito, diarrea, inflamación de los párpados o de los labios, pérdida del conocimiento o dificultad al respirar, hay que acudir al veterinario con urgencia e informar siempre a su veterinario antes de aplicar las vacunas de refuerzo”, recomienda Atehortúa.

Vacunas para felinos

En el caso de los gatos, la especialista veterinaria María Alejandra Ramírez explica que en los felinos la primera vacuna, que se conoce como la triple felina o purevax RCP, la cual los protege de enfermedades como la rinotraqueitis felina, calicivirus y panleucopenia, se aplica cuando cumple tres meses. Asimismo, es importante que se determine con su médico veterinario la aplicación de la leucemia felina, conocida como purevax FeLV, que de acuerdo a las condiciones de vida del gato, se aplica en las ocho o nueve semanas y una segunda dosis a las 11 o 12 semanas de vida.

Tenga presente que todos los gatos deben ser vacunados cada año contra rinotraqueitis infecciosa, calicivirus y panleucopenia, es decir, la vacuna purevax RCP, además de ser inmunizados contra la rabia.

Por otro lado, debe consultarse con el médico veterinario si el gato, de acuerdo al tipo de vida que lleva, debe ser vacunado contra la leucemia felina. La recomendación es que todos los felinos deberían ser inmunizados contra esta enfermedad, debido a que es mortal y tiene una alta frecuencia. Varios estudios indican que de 100 gatos, entre el 20 y 28 por ciento tienen leucemia, por no haber sido vacunados.

Animales rescatados

Si acaba de adoptar o rescatar una mascota de la calle, lo primero que se debe hacer es llevarlo al veterinario para que se le realice un chequeo médico; esto permitirá conocer la edad aproximada del animal y determinar si es cachorro o adulto para aplicar las vacunas correspondientes.

Adicionalmente, recomienda pedirle al veterinario que se le realicen pruebas diagnósticas al animal y en caso de ser perro, se debe hacer el examen para descartar enfermedades, parvovirus o rabia. En el caso de los felinos se debe realizar el examen de inmunodeficiencia y leucemia felina.

Lactancia materna

La lactancia en los animales recién nacidos también es clave para asegurar su salud, ya que la madre pasa a los bebés anticuerpos contra varias enfermedades a través de la leche materna; por ello, es importante que sus crías sean alimentadas con ella el mayor tiempo posible.

“Aunque al principio no necesitarán vacunas debido a lo mencionado anteriormente, estos anticuerpos se van terminando cerca a los 45 días de nacidos y es cuando debemos empezar el esquema de vacunación para animales domésticos”, expone María Alejandra Ramírez, especialista veterinaria.

Esquema de vacunas

Edad de 45 a 60 días:

  • Parvovirosis (45 días)
  • Pentavalente (60 días)
  • Pentavalente + coronavirus (75 días)
  • Pentavalente + coronavirus ( 90 días)
  • Rabia (120 días)

Edad de 6 meses o más

  • Pentavalente
  • Polivalente (a los 15 días)

Edad de 75 a 90 días:

  • Pentavalente (90 días)
  • Pentavalente (105 días)
  • Pentavalente + coronavirus (120 días)
  • Rabia (135 días)

*El plan vacunal puede estar sujeto a cambios de acuerdo al criterio del veterinario.