Santiago Quesada Sanchez, Médico Veterinario de Almacenes AV. 10 enero
Photo by Samson Katt from Pexels
Photo by Samson Katt from Pexels

Las mascotas pueden portar cientos de familias de virus y bacterias, muchas de ellas pueden ser zoonóticas (enfermedad que se transmite entre animales y humanos), las cuales tienen el potencial de ser severas e inclusive letales para los humanos. Ahí radica la importancia de mantener un buen control médico y sanitario en las mascotas, así como una desinfección del hogar.

Según un estudio de la firma Kantar realizado en Centroamérica, un 62% de las familias costarricenses tienen mascotas, de ahí la necesidad de redoblar los esfuerzos en cuanto a la limpieza y desinfección general de la casa, sobre todo, si hay niños o personas con problemas autoinmunes.

Cualquier producto desinfectante funciona, aunque para lograr una desinfección más profunda sin afectar la salud de las mascotas se puede utilizar algún producto con base en el cuaternario de amonio.

Lo que sí debemos de tener en cuenta es tratar de no utilizar cloro, ya que este puede causar afectación a las almohadillas plantares de las mascotas.

Con las heces de las mascotas hay que tener un cuidado especial, pues pueden transmitir desde parásitos hasta bacterias. Se recomienda recoger con una toalla o periódico y limpiar con desinfectante, se puede utilizar un poco de alcohol o bien algún amonio cuaternario si se desea desinfectar a profundidad, sin embargo, el uso de desinfectantes domésticos es más que suficiente.

La Hidatidosis es una de las enfermedades transmitidas por las heces de los animales. Esta enfermedad es transmitida por los perros a través de un parásito llamado tenia equinococo. Los “huevos” de este parásito son expulsados en las heces de los animales y pueden quedar adheridos a zonas de su cuerpo próximas al ano. Cuando los perros se lamen, estos “huevecillos” pueden quedar alrededor de su hocico provocando que pasen a las manos o partes del cuerpo de las personas que los acarician. En los humanos produce quistes en el hígado.

La desinfección en el hogar debe aplicarse sin importar el tipo de mascota que se encuentre en la casa, puede ser perros, gatos, gallinas, conejos o lagartijas.

Debemos recordar que las mascotas deben mantenerse con su protocolo de vacunaciones y desparasitaciones al día, para garantizar su bienestar y la de las personas que conviven con ellos.

Prevenga estas enfermedades

Los perros y los gatos sin una adecuada vacunación figuran entre las mascotas que tienen más adeptos pero pueden ser portadores de infecciones como:

  • Campilobacteriosis: esta infección la pueden transmitir las mascotas portadoras de la bacteria Campylobacter jejuni, que provoca diarrea, dolor abdominal y fiebre en los humanos.
  • Arañazo de gato: puede ocurrir cuando una persona recibe la mordedura o el arañazo de un gato previamente infectado por la bacteria Bartonella henselae.
  • Rabia: esta enfermedad está provocada por un virus que entra en el cuerpo a través de una mordedura o de una herida contaminada por la saliva de un animal infectado.
  • Tiña: se trata de una infección cutánea provocada por varios tipos de hongos presentes en la tierra y en la piel de los seres humanos y de las mascotas. Se trata con medicación antifúngica, en forma de champú, crema o medicamento administrado por vía oral.
  • Toxocariasis: es una enfermedad provocada por la lombriz parasitaria Toxocara, que habita en los intestinos de perros y gatos.
  • Toxoplasmosis: esta enfermedad se contrae después de entrar en contacto con un parásito presente en las heces de los gatos.
  • Infecciones por mordeduras de perros y gatos: se pueden infectar y provocar problemas de salud. La recomendación es lavar bien la herida y consultar con un médico o en un servicio de urgencias médicas; a veces es preciso administrar antibióticos.