Bienestar

Hablemos de orgasmo femenino

La responsable de esa experiencia de placer casi indescriptible que ocurre durante el orgasmo es la hormona oxitocina, para cuya liberación se requiere tanto del estímulo físico como mental.

Algunas lo describen como escalofríos, una desconexión, una energía distinta recorriendo todo el cuerpo e incluso una sensación en otra dimensión. El amado e incomprendido orgasmo femenino genera una serie de espasmos musculares intensos que conlleva a unas contracciones placenteras e involuntarias que se describen como una descarga eléctrica por la liberación de la hormona oxitocina, en donde las palabras no terminan de reflejar lo vivido en una experiencia subjetiva del máximo placer.

La Dra. Karen Wedel, experta en medicina integrativa femenina y hormonal explica que el orgasmo es un conjunto de sensaciones a nivel físico, mental y hormonal, que comienza siempre por un deseo y excitación por medio de los estímulos para alcanzarlo.

Es importante entender que el orgasmo femenino es un orgasmo de clítoris, un órgano exclusivo para dar placer. Mide aproximadamente 8 cm y lo que nosotros podemos ver es el “capuchón” del clítoris, pero tiene un glande, tejido eréctil, tejido vascular, tejido nervioso, cuerpos cavernosos y cuerpos esponjosos. Todo este conjunto de elementos que conforman el clítoris es el que hace que alcancemos el éxtasis en el orgasmo femenino”, explicó la Dra. Wedel.

Hay dos términos fundamentales para comprender con amplitud el orgasmo femenino: la sexualidad, que es todo lo que involucra ser persona con sensaciones y con la necesidad de satisfacerlas, pero sobre todo entenderlas para respetar el cuerpo y poder poner límites en cualquier situación. Mientras que el encuentro sexual, conlleva compartir con otra persona el placer, cuerpo, momento y sensaciones.

El secreto para lograr el orgasmo femenino

El secreto es conocerse, porque entre más conozcamos nuestra anatomía, lo podremos compartir con la pareja o con otras personas. El consejo más importante es buscar estos espacios donde podamos conocernos, donde podamos saber que tenemos, donde podamos saber cómo es mi anatomía, cómo estoy formada, en qué momento de mi ciclo estoy, en cuál momento hormonal me encuentro, si estoy o no estoy en balance con mi cuerpo y a partir de ahí puedo entender mucho mejor mi sexualidad”, mencionó la Dra. Wedel.

En Costa Rica aproximadamente un 30% de las mujeres ha logrado un orgasmo por medio de la penetración, mientras que el 70% fingen el orgasmo o lo han hecho alguna vez. Cuando existe una penetración hay un estímulo a la parte posterior del clítoris. Hay mujeres que anatómicamente tienen el clítoris un poco más pequeño, o tal vez no está tan erecto en ese momento y al no tener tanto roce, entonces cuesta que alcancen el orgasmo por medio de la penetración y que se necesite un estímulo más directo al clítoris.

La recomendación de la especialista es entender cómo se puede llegar a sentir, estimular cada parte y conocer las zonas erógenas en donde más se siente placer. Recalca, que no todos los orgasmos van a ser iguales, porque a veces se piensa que tal vez se siente de una sola manera, pero todos los orgasmos pueden ser diferentes según el momento, la situación y la estimulación en la zona erógena.

Según la Dra. Wedel hay mujeres que el estímulo directo les pueda causar dolor, molestia o incomodidad y necesite un estímulo más suave o circular. También hay mujeres que necesitan la vibración para lograr alcanzar el orgasmo o hay otras que sólo con la penetración lo pueden lograr.

Tenemos diferentes zonas erógenas que podemos auto descubrir, pero definitivamente cada mujer depende de su pasado, de cómo ha sido desarrollada su sexualidad, si tiene muchos tabúes, mitos, miedos o si es una persona más liberal y tranquila con el tema. Lo más importante es el conocimiento personal, la autoexploración para conocer mis zonas erógenas y de qué forma yo logró alcanzar el orgasmo para tener relaciones más placenteras y para disfrutar en pareja muchísimo más”, mencionó la experta en medicina integrativa femenina y hormonal.

Otro secreto para lograr el orgasmo femenino es la comunicación con la pareja, no callar las situaciones por miedo, pena o vergüenza, esto con el tiempo se puede transformar en relaciones sexuales insatisfactorias. Mientras que, si se tiene un mejor conocimiento del cuerpo, este aspecto se debe comunicar para que la relación sexual sea placentera para ambas personas.

Beneficios del orgasmo femenino
· Es relajante y un regulador de estrés.
· Reduce los dolores pélvicos.
· Mejoran los síndromes premenstruales.
· Autocontrol y la conciencia corporal.
· Genera empoderamiento del cuerpo.
· Es un antidepresivo natural.
· Reduce el riesgo de infecciones urinarias
· La función hormonal mejora.

Los tipos de orgasmos tienen en común el mismo motor

En la literatura hay hasta más de 6 tipos de orgasmos descritos, sin embargo, existe un solo órgano del placer que es el clítoris, lo que significa que todos terminan siendo orgasmos de clítoris, lo que varía es cómo fue estimulado. Ya sea estimulado directamente, por el famoso punto G o si fue un orgasmo estimulado solamente por alguna imagen, fantasía o sueño e inclusive sin un estímulo directo del clítoris.

El motor o lo que hizo que alcancemos ese punto de excitación es el clítoris, que tiene más de 8 mil terminaciones nerviosas. Es importante este conocimiento personal a través del punto G que sería en la parte posterior del clítoris. El deseo sexual comienza en la mente, sigue el proceso de excitación con lo que uno ve y piensa”, explica la Dra. Wedel.

Al ser seres integrales la importancia de que la mente, cuerpo y emociones estén en equilibrio es de suma importancia. Pero para que este balance sea posible hay una fórmula que no puede faltar: el autoestima y amor propio, para lograr una sexualidad y encuentro sexual saludable.

Cuando se está en paz y tranquilidad en las tres áreas, son mejores las sensaciones y la percepción de amor al verse en un espejo. Esta autoestima y empoderamiento se trasladará a la sexualidad y será más satisfactoria.

Con respecto a estas áreas la Dra. Karen comenta “Aún hay mucha limitante, nos sentimos culpables o no nos sentimos bien o conformes con nuestro cuerpo y seguimos teniendo ideas que no deberíamos tener. Debemos empoderar a nuestro cuerpo, mente y emociones. Si en algún momento sentimos ese bloqueo o sentimos que no estamos logrando avanzar a pesar de que ya hice esto y lo otro, debemos entender que somos algo más que eso y que los procesos terapéuticos son muy importantes para poder entender que me pasó y en qué lugar estoy y a partir de ahí trabajarlo

¿Cómo reconocer un orgasmo femenino?

Esta es una de las preguntas más comunes. Hay un aspecto muy importante y poco conocido y es que existe un escalón antes de llegar al clímax completo. En ese momento es como un hilo muy delgado, sí echó para atrás puede que no llegue, si continúa llegó.

Yo siempre les digo si ahorita no lo sabes, es porque todavía no lo has tenido, porque en el momento que llegue lo vas a saber, no se estresen. No tengan miedo a sentir, muchas veces al no saber que están sintiendo mejor se alejan, no, todo lo contrario, déjense llevar. Un orgasmo puede durar 3 segundos y posterior a este tiempo pueden seguir las contracciones del placer”, explica la Dra. Wedel.

Esta experiencia en muchas ocasiones se refleja como el final de una etapa, para poder expresar que se llegó a la meta. Pero cuando esa meta no se cruza los cuestionamientos van y vienen sin saber qué pasó en el camino. Por lo que la Dra. Karen recomienda los juguetes sexuales, que se pueden usar de forma terapéutica, para generar un proceso de descubrimiento personal o en pareja, sin sentirse culpables o juzgadas, sino más bien en conocimiento del cuerpo y de ese camino.

MitosRealidades
Utilizar con frecuencia juguetes sexuales o de vibración evitará tener un orgasmo con la pareja.La clave es la comunicación y conocer cómo alcanzó el éxtasis, para incluso poner límites en ciertos momentos.
Solamente con penetración y estímulo directo se logran los orgasmos.Distinguir entre sexualidad y encuentro sexual. Dejar volar la imaginación y el conocimiento del cuerpo.
El orgasmo femenino es responsabilidad de la pareja.El placer es individual, se debe adueñar de su cuerpo y liberar a la pareja de esta responsabilidad.
El orgasmo por penetración es mejor o más placentero que el del clítoris.Todos los orgasmos se sienten diferente según la zona estimulada y depende del estado anímico de ese momento.
Todos los orgasmos van a ser iguales.Todos son distintos, depende de cómo se encuentre el cuerpo, la mente y las emociones.
Sólo el hombre se masturba.Es importante la auto exploración. La sexualidad no es solamente sexo, es comunicación, amor propio y autoestima.

Suelo pélvico como el mejor aliado

Si los músculos que están en el suelo pélvico están fuertes, más se van a sentir esas contracciones desde las paredes vaginales, potenciando lograr un orgasmo. El fortalecimiento de la zona pélvica se puede realizar mediante unos ejercicios llamados Kegel, especiales para fortalecer las paredes de, suelo pélvico y de esa forma tratar de evitar disfunciones sexuales, como por ejemplo dolor con las relaciones sexuales o incontinencia urinaria.

El suelo pélvico se debe mantener activo por medio de una rutina de ejercicio diario e incluso con la utilización de juguetes sexuales o de los vibradores, como función terapéutica, ya que cada vez que hay vibración en la zona pélvica, los músculos de las paredes vaginales se ejercitan, se relajan y se fortalecen.

El orgasmo femenino va mucho más allá del sexo, es un espacio seguro, natural, sin prejuicios y de una comunicación interna y sincera con el ser. Un espacio en donde se encuentren primero, se escuchen, se exploren y se permitan sentir y dar placer, para luego en un encuentro sexual ser felices, plenas y respetadas, todo bajo el conocimiento y el amor propio.

Fuente: Dra. Karen Wedel, Experta en medicina integrativa femenina y hormonal (@anatomiadelplacer)

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.