Bienestar

Dientes alineados sin dolor, sin ligas y en menos tiempo

Aparatos dentales mejoran la estética, la mordida e incluso la forma de respirar

Adaptarse a la ortodoncia puede resultar incómodo. Sin embargo, lo último en tecnología ahora permite que sea más cómodo y rápido corregir tanto dientes como huesos que se encuentran en posición incorrecta.

Se trata del Sistema Damon, un tipo de ortodoncia de baja fricción, que se caracteriza por la ausencia de ligaduras para sujetar los alambres de los aparatos dentales. Lo que permite acortar el tiempo y garantizar la salud y estética que requiere el paciente.

Esta tecnología permite hacer correcciones dentales sin dolor tanto en adultos como en niños mejorando la mordida y la respiración.

Es posible alinear los dientes de los pacientes que están apiñados y con ello mejorar su autoestima y la confianza en sí mismos.

—  Randall Durán Sedó, especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilar, de SERVISALUD

Para lograrlo, el especialista cuenta con materiales y tecnología de calidad lo que garantiza resultados efectivos a corto plazo y con menos citas en comparación con tratamiento convencional, cuyo alambre es atado al aparato dental mediante una liga de hule.

Cada caso es participar, pero estudios indican que hay una reducción de hasta seis meses en el tratamiento con respecto a los métodos tradicionales.

Sin apretar los dientes

El Sistema Damon eliminó los días en que se tenían que apretar los alambres para corregir los dientes.

“Se trata de un tratamiento clínicamente probado que alinea los dientes y mejora la estética fácil, generalmente sin extracciones ni aparatos en el paladar”, afirma Durán, que se especializó con esta tecnología, en Buenos Aires, Argentina.

Durán agrega que el Sistema Damon no emplea ligaduras, lo que permite que los dientes se muevan de manera más cómoda hacia su posición correcta.

Este tipo de ortodoncia ejerce menos presión sobre el diente y el paciente sufre menos molestias.

Adicionalmente, los brackets también conocidos como frenos empleados en el Sistema Damon permiten mayor higiene, porque tienen menos superficies donde pueden quedar restos de comida.

El sistema emplea una singular filosofía de tratamiento que va más allá del mero hecho de alinear los dientes. Es decir, toma en cuenta la cara de cada paciente y su perfil para anticipar el aspecto que tendrá el paciente cuando cumpla 50 o 60 años.

El paciente debe ser valorado por el especialista, quien realizará una serie de pruebas, entre ellas radiografías para valorar si el sistema Damon es la mejor alternativa.

De ser la persona apta para este tipo de tecnología debe cuidar la higiene bucal y acudir a la cita periódica al dentista.

Saray  Corrales N

Saray Corrales N

Periodista de revistas y suplementos. Bachiller en periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Amante de los derechos humanos y temas sociales.