GDA . 6 enero

¿Quién no ha tomado una buena taza de café antes de iniciar su rutina? El café no sólo ayuda a despertarnos y mantenernos alerta, sino que tiene numerosos beneficios en la salud por su composición. Al agregar azúcar, ésta puede modificarlo. De esta forma, aunque su sabor puede ser amargo, es recomendable incluir el café sin azúcar en su dieta.

Contra el hígado graso

Diversos estudios han demostrado que el café puede ayudar a personas que padecen de hígado graso. Una ingesta moderada puede reducir en un 84% el riesgo de desarrollar cirrosis; además un experimento realizado por el Instituto di Ricerche Farmacologiche Mario Negri, en Italia, dio a conocer que beber café reduce el riesgo de cáncer de hígado en un 40%.

Salud bucal

El consumo moderado de café sin azúcar puede traer efectos beneficiosos a la salud bucal, en específico con las caries, ya que este tiene propiedades antibacterianas y un efecto de anti-adhesión de la placa dento-bacteriana, de acuerdo con científicos cubanos.

Combate la depresión

Según un estudio de la universidad de Harvard, el riesgo de sufrir depresión disminuye cuando aumentamos el consumo de café, al menos en las mujeres, que es con las que se realizó el estudio. Las mujeres que consumieron cuatro o más tazas de café al día desarrollaron la depresión en un 20% menos.

Corazón sano

Consumir café a diario puede llegar a reducir el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, según una investigación publicada en la New England Journal of Medicine, ya que el consumo de dos tazas al día protege contra la insuficiencia cardíaca; no obstante, no deben consumirse más de 5 tazas ya que el exceso podría tener un efecto adverso en la salud, según investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard.

También se ha encontrado que la cafeína reduce el tamaño de un infarto después de un infarto al miocardio y aumenta la p27 mitocondrial, lo que promueve la protección y reparación del músculo cardíaco, de acuerdo con un artículo publicado en la revista PLOS Biology.

Mejor rendimiento

Muchos atletas toman varias tazas de café antes de competir, ya que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina. Esta hormona prepara a nuestro cuerpo para un esfuerzo físico excepcional: hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, los cuales usamos como combustible cuando hacemos ejercicio.

Es nutritivo

El café sin azúcar no contiene cantidades significativas de macronutrientes, grasas, carbohidratos y proteínas, de tal forma, es posible encontrar únicamente de 1 a 2 kilocalorías en su composición, según Coffee and Health. Además, de acuerdo con Mayo Clinic, una taza simple de café preparado contiene 5 calorías libre de grasas; sin embargo, esto cambia al añadir cualquier tipo de edulcorante.

Por ejemplo, una cucharadita de azúcar puede sumar a su café 16 calorías y dos cucharadas de crema espesa 101 calorías, es por esto que se recomienda tomar café sin azúcar o cualquier otro complemento para evitar que los valores energéticos se eleven significativamente.

De esta forma, es recomendable que si toma café y está buscando perder peso, lo haga sin azúcar, ya que las calorías y grasas que consume con esta bebida serán mínimas.

El consumo del café sin azúcar puede ser beneficioso para la salud; sin embargo, esto no quiere decir que deba comenzar a tomarlo si no lo hacía frecuentemente para llevar una vida más saludable, antes consulte a su médico. Su consumo siempre debe ser moderado y no sobrepasar de 2 a 3 tazas al día y siempre acompañado de una dieta balanceada.