Mónica Morales. 27 noviembre, 2020

Este tratamiento utiliza el 100% de los componentes naturales que alimentan el cabello y lo reestructura, la Nanoplastía Floractive, repara todos los daños causados por los productos químicos utilizados con anterioridad, tintes, mechas, falsos alisados, queratinas, incluso el cloro o exposición frecuente al sol.

La nanoplastia Floractive es un tratamiento mucho más completo, nutre de adentro hacia afuera, consiguiendo un liso por aproximadamente cuatro meses, además de reestructurar, hidratar y dar brillo al cabello, utilizando la nanotecnología para penetrar y rellenar los espacios vacíos de keratina.

Es un tratamiento resultado de la suma muchos años de investigación y de experiencia acumulada en Brasil en la búsqueda de nuevas soluciones para alisar cualquier tipo de cabello de forma natural, sin utilizar formol, que va desde un pelo afro, un cabello rubio platino, o simplemente teñido.

La nanoplastia nace de la nanotecnología, una ciencia que manipula la estructura molecular de las células –en este caso, capilares– y sus átomos. Esta técnica capilar utiliza nanoesferas, pequeñas partículas que se aplican sobre nuestro cabello para depositar en nuestras fibras capilares los activos naturales que utiliza el tratamiento, entre ellos, aceites, aminoácidos, vitaminas y proteínas.

Finalmente, estas nanoesferas se transforman en iones positivos y negativos que se fusionan para regenerar nuestro cabello a medida que lo rellenan de queratina. Gracias a la utilización de estos ingredientes, el cabello recupera el brillo, el aspecto saludable, la fuerza y la suavidad.

Otro aspecto a destacar son los componentes de Wone Floractive:  manteca de karité, aceite de argán, ozono queratina, colágeno, proteínas de la seda, serina, ácido láctico y acético, vitaminas y otros productos naturales del amazonas.  La Nanoplastia no contiene formol