25 mayo, 2014

Superhéroes, dragones y figuras de animé yacen sobre las repisas o cuelgan de las paredes. Sentados alrededor de una mesa, los visitantes mantienen su mirada en algún punto fijo. En algunas ocasiones, puede ser el televisor; en otras, cartas o cómics.

Esa es la escena típica de una tienda geek, un negocio cada vez más común en Costa Rica y donde asisten cada día desde jóvenes solitarios hasta familias enteras.

Una de las primeras fue Ciudad Manga, un concepto que nació en Colombia y llegó aquí junto con sus dueños, hace 20 años. Ahora cuentan con tiendas en el Mall San Pedro, el Mall Internacional y el Real Cariari. En el 2010, sus creadores inauguraron Casa Manga , un espacio que fusiona un café y una tienda con la cultura pop japonesa.

Muchos de estos locales trazan un recorrido que se inicia en San José centro, pasa por San Pedro de Montes de Oca y acaba en Curridabat. En la avenida central se encuentra Geek Stop CR , especializado en juegos de mesa y de rol. Para Ari Reyes, una de las dueñas, el mayor tesoro de su tienda es intangible: la comunidad, la cual los visita religiosamente para disputar torneos e instruir a los nuevos integrantes.

Fuera de esa zona donde confluyen varias tiendas geek , está Krypton , a un par de cuadras de la iglesia católica de Coronado. Los hermanos Carlos y Fabricio Madrigal comenzaron con la tienda hace un año. En pocos meses, han creado un punto de encuentro para amigos y para la familia. No es raro que al local lleguen parejas o padres con sus hijos.

Por su parte, Allan Comics es un local que abrió sus puertas en la Calle de la Amargura hace solo mes y medio. Su creador, Allan, vendió cómics durante años en las afueras del Mall San Pedro y de la Universidad de Costa Rica.

Ahora su tienda parece ser el integrante más joven de esta fecunda familia.

infografia