Kimberly Herrera. 22 febrero
Lian le salvó la vida a Lin hace 11 años. Foto: captura de pantalla Twitter.
Lian le salvó la vida a Lin hace 11 años. Foto: captura de pantalla Twitter.

Lin Xiaofen aún tiene muy presente el 2008, ese año tuvo un accidente automovilístico en Hsinchu, Taiwán que casi le quita la vida.

De inmediato fue trasladada hasta el centro médico pues su estado era crítico y para poder sobrevivir requería de una gran transfusión de más de 4.7 litros de sangre y uno de plaquetas.

Al conseguir el donador, los médicos lograron reanimarla y la mujer volvió al tiempo a su vida normal.

Desde ese momento la mujer de 31 años pudo hacer de nuevo su vida normal, sin embargo, no olvidó aquel accidente pues fue tan fuerte que le provocó un trastorno hemorrágico y cada cierto tiempo debía aceptar donaciones de sangre hasta recuperarse de forma completa.

Pero en términos generales ella siguió con su vida y, en el 2013, conoció a Lian Zhicheng, el hombre del que se enamoró a primera vista y con quien, a los pocos meses, entabló una convivencia formal cuando él se mudó a Hsinchu.

Un día Lin decidió contarle a su ahora esposo aquel episodio tan traumático en su vida y la gran cantidad de sangre que requirió para poder sobrevivir, entonces el joven cayó en cuenta de que en esa época, él era donador.

De acuerdo con El Clarín, el hombre preguntó bromeando "¿Habrán usado mi sangre para salvarte?”.

Sin embargo, Lin se tomó muy en serio la posibilidad y de inmediato acudió al centro médico a preguntar el nombre del donante; pese a que no obtuvo una respuesta por tratarse de datos confidenciales, insistió.

La joven logró persuadir al personal del centro médico y logró que le dijeran el nombre de la persona que le había salvado la vida: se llamaba Lian.

“Instintivamente, Lin leyó en voz alta el número de identificación de su esposo y el personal quedó aturdido”, afirma El Diario de Nueva York.

“¡¿Cómo supiste eso ?!”, preguntó el personal a la chica, según relata el China Times.

Ahora la pareja bromea con aquel capítulo en sus vidas que, sin que ninguno lo imaginara, terminó por unirlos aún más. Ahora se han convertido en voceros de las campañas que hacen un llamado a donar sangre. “Nunca sabes a quién le estás salvando la vida”, ha dicho él.