Alexánder Sánchez. 23 enero
La observación de Objetos Voladores No Identificados (Ovnis) es una pasión para muchos costarricenses. La pandemia habría atizado dicha actividad entre los ticos. Archivo
La observación de Objetos Voladores No Identificados (Ovnis) es una pasión para muchos costarricenses. La pandemia habría atizado dicha actividad entre los ticos. Archivo

A veces son simples pájaros, drones, globos con helio y hasta montajes ridículos de platillos voladores. Pero en otras ocasiones, tras tomar una fotografía o un simple video, queda la duda sobre lo que se mueve extrañamente en el cielo, porque tiene una forma singular y brilla sin explicación aparente.

Por eso justamente les llaman ‘ovnis’, se trata de Objetos Voladores no Identificados que, para los seguidores de estos fenómenos, sugieren la visita a la Tierra de seres de otro planeta.

Lo curioso del caso es que el reporte sobre ovnis merodeando nuestro planeta aumentó considerablemente en tiempos de pandemia. En Estados Unidos, por ejemplo, el Centro Nacional de Informes de Ovnis de Estados Unidos registró un aumento del 51% en los avistamientos en el 2020, en relación al mismo período de 2019.

En Costa Rica, por su parte, no hay ninguna organización que lleve una estadística similar. Sin embargo, en grupos de Facebook especializados en el fenómeno, el 2020 fue uno de sus años más prolíficos. Basta con echar una mirada a sus muros para constatar que los reportes sobre avistamientos son diarios y provienen desde diferentes partes del país.

“Hoy fue algo sorprendente, sucedió tipo 8:30 p. m. Estaba platicando con mi madre y de repente vimos unas luces amarillas. Parecía que era un avión cuando va despegando. Lo seguimos y ya a una cierta altura quedó estático como 10 minutos. Se veía largo y luego sus luces empezaron a cambiar de colores. Esto fue lo que pude grabar”, se lee en el grupo de Facebook Ovnis Costa Rica.

Durante todo el 2020 e inicios del 2021, en los grupos de Facebook dedicados a la observación de Ovnis es frecuente este tipo de publicaciones. Captura de pantalla
Durante todo el 2020 e inicios del 2021, en los grupos de Facebook dedicados a la observación de Ovnis es frecuente este tipo de publicaciones. Captura de pantalla

Hasta de San Antonio de León Cortés llegan reportes, acompañados de sugestivas imágenes: “Este ovni, de forma platillo, fue visto por varios pobladores de la zona... Las imágenes fueron capturadas el 15 de mayo del 2020, por Cristina Ramírez, quien informa que era una mañana soleada y con un cielo completamente despejado cuando logró registrar el objeto”.

No hay duda; se cuentan por centenares los testimonios de costarricenses que han descrito sus encuentros cercanos del primer tipo durante la pandemia. De hecho, estudiosos costarricenses del fenómeno ovni confirman que, en el confinamiento por la covid-19, las fotos y videos de los ticos se han multiplicado. Son un ¡boom!, en Costa Rica y en el mundo.

“Eso sí, es importante aclarar que no es que los casos hayan aumentado, el fenómeno siempre se da, lo que sucede es que las circunstancias del confinamiento hicieron que los reportes aumentaran considerablemente”, comentó Alejandro Sáenz, un arquitecto costarricense de larga data en el tema de observación de ovnis.

“Lo que sucedió, en cuanto el aumento de los reportes, es que las personas comenzaron a ver más al cielo. Estaban o están haciendo teletrabajo o compartiendo con su familia en el jardín. Eso, claramente, da más oportunidad de observación y captar objetos, que usualmente por las condiciones extremas laborales cuesta más”, agregó.

Alejandro Sáenz es un arquitecto que, cuando no está trabajando, está mirando al cielo buscando movimientos extraños. Su esposa lo acompaña en esta pasión. FOTO: John Durán
Alejandro Sáenz es un arquitecto que, cuando no está trabajando, está mirando al cielo buscando movimientos extraños. Su esposa lo acompaña en esta pasión. FOTO: John Durán

Un dato interesante publicado por el The Wall Street Journal, es que de 5.000 avistamientos ovni registrados hasta setiembre del 2020 en Estados Unidos, el 20% de ellos ocurrieron en abril, uno de los meses más complicados de la pandemia en todo el mundo.

En The Wall Street Journal Peter Davenport, quien dirige el Centro Nacional de Informes de Ovnis, comentó que el teléfono de la oficina “no paró de sonar desde que comenzó la pandemia”. Los reportes habían alcanzado una cifra récord, recibiendo entre 25 y 50 llamadas al día.

“Uno podría pensar que un aumento de avistamientos es algo emocionante para mí, pero desde mi punto de vista, es simplemente más trabajo. Literalmente, esto se apoderó de mi vida”, dijo Davenport, agregando que por las noches no le quedó de otra que silenciar su celular para intentar dormir.

Otro factor que pudo contribuir a este aumento de reportes es más conspirativo. En tiempos de pandemia mucha gente se volvió más sensible y los temas que hablaban sobre la muerte, la crisis económica y hasta el fin del mundo, comenzaron a ser explotados en redes sociales. En todo este entramado, por supuesto, que no faltó el tema extraterrestre.

A todo esto colaboró el mismo Pentágono, que en mayo del 2020, en el calor de la pandemia, desclasificó tres videos de ovnis captados por pilotos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Las imágenes ya circulaban en Internet desde hace años, pero el hecho de que las autoridades oficializaran las apariciones, derivó en un sinfín teorías en las redes sociales.

El Pentágono publicó estos tres videos de ovnis filmados por pilotos de la Marina de EEUU

“Mucha gente se deja influenciar por YouTube, las conspiraciones, y al estar encerrados en sus casas comienzan a relacionar todo con estos temas”, expresó Róger Arce, miembro del grupo de Facebook Ovnis Costa Rica.

“Muchos, incluso, pueden llegar a decir: ‘van a venir los extraterrestres, nos van a rescatar’. Cualquier cosa pudieron haber dicho, pues leían más del tema. Por eso, creo yo, que el confinamiento aumentó la tendencia, no la pandemia en sí, sino el confinamiento. Incluso, mucha gente puede que vea cosas por sugestión, aunque también es claro que el fenómeno existe y se da todos los días”, agregó Arce.

Contacto con una esfera extraterrestre.

El arquitecto Alejandro Sáenz, de 49 años, era tan solo un chiquillo cuando le cambió la vida. Como todo infante, proveniente del campo, jugaba con la pandilla del barrio casi hasta el anochecer.

Su lugar preferido para jugar ‘quedó', o cuanto juego se les ocurría, eran las cercanías de un aserradero, donde después de corretear un buen rato los chiquillos descansaban en un puño de tucas.

“Ahí nos sentábamos a mirar para arriba, conversar y comentar todo lo que habíamos hecho durante el día. Ahí fue que sucedió todo”, rememoró Sáenz.

“Estábamos ahí varios, incluso mi hermana, cuando pudimos divisar unos objetos que venían de este a noreste. Eran cinco objetos circulares, eran discos, que venían volando en una formación en V. Esa fue mi primera vez. Lógico que acudimos a contarle a nuestros padres y no nos creyeron”, agregó.

Pero el niño Sáenz, que para ese tiempo tenía 7 u 8 años, iba a tener su revancha durante su periodo de adolescencia.

Dice Alejandro Sáenz que desde niño ha visto ovnis en el cielo costarricense. Desde entonces, intenta registrarlos por todos los medios posibles, incluyendo celulares. Foto: John Durán
Dice Alejandro Sáenz que desde niño ha visto ovnis en el cielo costarricense. Desde entonces, intenta registrarlos por todos los medios posibles, incluyendo celulares. Foto: John Durán

“Una noche como cualquiera me levanté y pude ver como una esfera brillante apareció en mi cuarto. Era sorprendente, se quedó suspendida cierto tiempo. Yo desperté a mi hermano, pues compartíamos el cuarto y la intentamos tocar, pero la esfera se movía y nos evadía. Luego desapareció”, narró Sáenz.

“En ese momento sentí un impulso de salir al patio y pude ver que iban pasando dos luces enormes. Entonces llamé a la familia y ellos también las pudieron ver, aún cuando en ese tiempo siempre fueron bastante incrédulos”, detalló.

En Costa Rica, muchos de quienes se dedican a buscar ovnis en el cielo temen discriminación social y hasta ser despedidos de sus trabajos. “Nos creen locos”, argumentan.

Después de experimentar ambas experiencias, Sáenz quedó marcado para siempre. Mirar al cielo buscando ovnis se volvió en parte de su rutina y una de sus grandes pasiones.

A inicios de los años 90, cuando recién entró a la Universidad, Sáenz comenzó a hacer caminatas por la montaña esperando divisar objetos voladores y, cuando se graduó e iba inspeccionar las construcciones en las que estaba involucrado, pudo ver más.

Posted by Cial Observación Ovni CR on Friday, July 17, 2020

“Tomaba fotos a las construcciones y de repente ahí aparecían. Luego me casé y mi esposa llegó a complementar toda esta pasión. Ella tampoco creía en nada de esto, hasta que le tocó ver ciertos elementos suspendidos afuera de la casa. Desde entonces nos hemos dedicado a filmar y fotografiar, de forma responsable todo esto, para recordarle a las personas que esto sí existe”, finalizó Sáenz.

Precisamente, Sáenz y su esposa son los fundadores del grupo CIAL Observación Ovnis Costa Rica. Desde hace varios años, esta cuenta de Facebook registra avistamientos de ovnis en Costa Rica y los exhibe para el estudio de expertos en la materia y también aficionados.

De hecho, durante toda la pandemia, CIAL Observación Ovnis Costa Rica ha publicado fotos y videos que han llamado mucho la atención. Uno de los que más ha desatado pasiones es un avistamiento captado en octubre del 2020, sobre una casa en San Isidro de Heredia.

“Ese día estábamos observando y capturando la luna llena, cuando de repente se escuchó un sonido muy fuerte y vimos que el objeto estaba posado allí. Por supuesto que no dudamos en tomarlo y desde entonces ha sido superexitoso, pues ha sido un avistamiento muy estudiado”, narró Sáenz.

Según Alejandro Sáenz este objeto que fotografió encima de su casa es un claro ejemplo de ovni. Los entendidos en el fenómeno admiran la imagen captada. Cortesía de Alejandro Sáenz
Según Alejandro Sáenz este objeto que fotografió encima de su casa es un claro ejemplo de ovni. Los entendidos en el fenómeno admiran la imagen captada. Cortesía de Alejandro Sáenz

Lo que captó la familia Sáenz es un objeto que, al menos en la imagen, es alargado, tiene un destello blanco en uno de sus costados y una luz roja fija en el otro. Pero eso solo es uno de los casos; en otras publicaciones de CIAL Observación Ovnis Costa Rica, se aprecian objetos con forma ovalada o esférica.

Explica Sáenz que normalmente los ovnis se desplazan por toda la Cordillera Central, por lo que avistamientos en el volcán Irazú u otros macizos son comunes. Sin embargo, también se reportan apariciones sobre las torres eólicas ubicadas en Santa Ana, y en realidad en todo el país.

Todo esto lo habla Sáenz sin ningún sonrojo, aunque asegura que ya han intentado censurarlo de distintas formas. De hecho, muchos profesionales ticos temen hablar públicamente del tema ovni y sus avistamientos. Creen que los tildarán “de locos” y que, en medio de una crisis de salud, económica y laboral, puedan hasta perder sus ingresos.

Ahora que casi toda la población cuenta con un celular a la mano, muchos ticos no pierden la oportunidad e intentan documentar sus experiencias con ovnis

“De hecho conozco a un amigo piloto que vuela para Emirates y vive en Dubai. A él lo suspendieron por hablar de estos temas”, lamentó Sáenz.

En ese sentido, muchos videos y fotografías tomadas durante la pandemia no se publicaron en las redes sociales. Hay miedo. Según los administradores de Ovnis Costa Rica ellos tienen en sus manos mucho material que los costarricenses prefieren mantener en privado.

¿Oleada ovni por la pandemia?

Los ovnis, según sus aficionados, son cosa común en Costa Rica. Eso sí, argumentan que existen días en el que el fenómeno se desata y las redes se vuelven locas.

“¿Alguien que haya visto hoy 6 de enero oleada de ovnis sobre el sur oeste de San José? Yo vi creo que 4 o 5 en total”, comentó a comienzos del 2021 un aficionado en el sitio de Ovnis Costa Rica.

De inmediato, los seguidores del sitio comienzan a contestarle su pregunta: ”Pensé que estaba loco, yo vi 3 en formación triangular”, dice uno; ”Fue demasiado hoy”, comenta otro, añadiendo que “el cielo había estado supermovido” y, por supuesto, ofreciendo los videos de sus avistamientos.

En estos grupos de Facebook, aunque no lo crean, no todos los videos o fotografías publicadas son considerados como avistamientos reales. Muchos miembros suben material y de inmediato los seguidores del grupo discuten su veracidad.

Más de un entusiasta, seguro de haber tenido un avistamiento real, sale decepcionado con las siguientes observaciones: “Hermano, esa es una pájaro imperial”, “Mae, eso es un efecto de luz de tu cámara”, “compa, es un dron” y “claramente se ve que es un globo de cumpleaños”.

Para los aficionados al fenómeno es importante que los avistamientos puedan ser desmentidos o comprobados. Eso, de alguna forma, los blinda ante los ataques y los reviste con un poco de credibilidad.

“Siempre hemos tratado de ser responsables. Desde que creamos el grupo ha sido así. No subir cosas por subir”, explicó Róger Arce, miembro de Ovnis Costa Rica.

Arce -quien cree firmemente en el fenómeno ovni pero que al mismo tiempo se le escucha muy precavido en sus opiniones sobre el tema-, dice que su afición por la vida en otros planetas es algo innato, lo que quiere decir que no es producto de algún avistamiento en específico.

“Eso sí, siento que lo que vino a aumentar mi gusto por esto fueron programas como Cosmos, de Carl Sagan, y obviamente las diferentes oleadas ovni que se han dado en Costa Rica desde los años 70″, destacó Arce, quien se dedica al comercio de plantas.

Róger Arce es otro apasionado del fenómeno ovni. Dice que la pasión por el fenómeno ovni lo lleva en la sangre. Fotografía José Cordero
Róger Arce es otro apasionado del fenómeno ovni. Dice que la pasión por el fenómeno ovni lo lleva en la sangre. Fotografía José Cordero

Después de que La Nación pudo hablar largo y tendido con otros aficionados, que sin prueba alguna insistían en la relación de la covid-19 con la aparición masiva de ovnis, a Róger Arce le insistimos con las siguientes preguntas: ¿la crisis mundial causada por el virus podría haber motivado una oleada ovni en Costa Rica y en el mundo? ¿Seres de otras galaxias nos estarían visitando más que antes por ese motivo en específico?

La respuesta de Arce fue contundente: “No tengo razones ni forma de relacionar una oleada ovni con la pandemia, no puedo hacerlo. Como lo dije al principio, el aumento en los reportes tiene que ver más con la sensibilidad de las personas y el mayor tiempo disponible para ver el cielo, por el confinamiento”.

Pero ya sea por una cosa o por la otra, es claro que el fenómeno ovni y las supuestas visitas de seres extraterrestres a la Tierra son temas que no dejan de apasionar al ser humano. Incluso, mientras usted termina de leer este artículo, bien podría estarse burlando de quienes aseguran tener avistamientos o bien discutiendo seriamente con un amigo o familiar sobre el tema.

Puede ser, en cambio, que usted se encuentre contando alguna experiencia vivida con ovnis o deseando que alguna vez le pase algún evento similar.

La foto de un ovni, fotografiado en el Lago Cote, en Guatuso, es para muchos unos de los documentos sobre este fenómeno más contundentes del mundo. Archivo
La foto de un ovni, fotografiado en el Lago Cote, en Guatuso, es para muchos unos de los documentos sobre este fenómeno más contundentes del mundo. Archivo

“El fenómeno siempre está, si alguien quiere ver algún ovni o tener algún registro pues obviamente tiene que estar atento al cielo y tomar fotos o videos. En cuanto a las fotos, nosotros recomendamos que si van a tomar la foto de un paisaje, que no solo tomen una, sino 20 fotos del mismo paisaje y que lo revisen”, recomendó el arquitecto Sáenz.

“Nosotros hemos podido calcular que muchos de estos objetos viajan a una velocidad de 10 kilómetros por segundo, lo que quiere decir que no son perceptibles para la vista. Nosotros grabamos con cámaras de 60 cuadros por segundo, por lo que a veces estamos filmando el volcán Poás y pasa uno. Cuando revisas cuadro por cuadro, ya se ve perfectamente”, finalizó.

Así que ya lo sabe, si durante la pandemia usted quiere dedicar su tiempo libre a cazar ovnis pues ya tiene a mano la primera recomendación. Cuéntenos cómo le va.