Revista Dominical

Cuando una biblioteca donada cambia la vida de una escuela

Dos mujeres recogen libros y fondos para armar bibliotecas ideales para ser donadas a centros educativos públicos de zonas rurales. Cada donación consta de unos 1.000 libros, mobiliario especial, alfombras y hasta almohadones que encanta a grandes y chicos

Una imagen vale más que mil palabras. Hay tres niños sentados en la alfombra de una biblioteca, rodeados de libros. Con un libro de figuras como frutas y animales, las escolares Alexa Anchia Solano y Yislany Hernández Artavia repasan en voz alta los colores con su compañerito Fréderick Saavedra, para que él pueda ir repitiendo los sonidos y asociándolo al color que observa. Los tres están felices. La escena es conmovedora.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.