José Fernando Araya N.. 29 mayo, 2014

La ausencia de Álvaro Saborío por lesión en el Mundial afecta completamente el planeamiento que llevaba Jorge Luis Pinto de cara a Brasil 2014, pues según varios técnicos nacionales la Sele pierde a un jugador "único" y que dificilmente se pueda sustituir por algún otro de los convocados.

Álvaro Saborío espera ponerle la cereza a una gran temporada, con el título de la MLS, que disputarán el sábado ante el Sporting de Kansas City | ARCHIVO
Álvaro Saborío espera ponerle la cereza a una gran temporada, con el título de la MLS, que disputarán el sábado ante el Sporting de Kansas City | ARCHIVO

Además de ser el gran referente en ofensiva como único "nueve" dentro del país, la Tricolor también lamentará su gran liderazgo dentro del camerino que sin duda sería un enorme aliciente de cara al Mundial.

"Es una baja muy importante, porque las características de Álvaro no las veo en ningún otro. Por su tamaño y olfato goleador; además, Pinto desarrolló su trabajo alrededor de él. La fórmula con Saborío era la fórmula ideal", indicó Juan Diego Quesdada, extécnico de la Selección Femenina Sub-17.

Por su parte, el técnico Javier Delgado mantiene un criterio similar y afirma que ningún jugador puede sustituir al delantero del Real Salt Lake de la MLS, pues es delantero casi en peligro de extinción en nuestro país.

"Yo pienso que la Sele pierde bastante, pues es un jugador con características únicas, es un hombre de área con buen cabeceo y es el único delantero de ese biotipo. Delanteros como él no hay ni entre los 26 convocados, ni en los cuatro de lista de espera", afirmó Delgado.

El estratega añadió que lo que más varia dentro del plan del seleccionador nacional Jorge Luis Pinto, son las variantes y respuestas que pueda tener durante el mundial en cada uno de los partidos.

Costa Rica debutará en el Mundial el próximo 14 de junio ante Uruguay en Fortaleza, seis días después jugará ante Italia en Recife y cerrará su participación en el grupo D ante Inglaterra el 24 de junio en Belo Horizonte.