Fanny Tayver Marín, Esteban Valverde. 27 julio
Desde el pasado 27 de enero, Vladimir Quesada fue nombrado como el técnico de la Selección Sub-20, un puesto al que aspiraban cerca de 100 entrenadores. Fotografía: José Cordero
Desde el pasado 27 de enero, Vladimir Quesada fue nombrado como el técnico de la Selección Sub-20, un puesto al que aspiraban cerca de 100 entrenadores. Fotografía: José Cordero

La pandemia vino a alterarlo todo y ante la cancelación de los torneos de liga menor, el seleccionador Sub-20, Vladimir Quesada cruza los dedos para que el campeonato nacional inicie sin problemas y que la mayoría de equipos piense en soluciones para que esos muchachos jueguen.

Días atrás, el director deportivo de Alajuelense, Agustín Lleida dijo que él prefería tener a los muchachos de liga menor en la Segunda División que en la casa y esa es la razón por la que la Liga intenta realizar un convenio con Juventud Escazuceña.

“Eso sería lo ideal, tiene razón don Agustín Lleida y nosotros tuvimos una conversación con él hace 15 días. Él me dijo sobre esta situación y entiendo que no todos estos 10 jugadores de Alajuelense iban a ser tomados en cuenta para el primer equipo, entonces es una generación de muy buenos jugadores que no pueden quedarse en la casa”, apuntó el técnico de la Selección Juvenil.

Y agregó: “Ellos gestionaron la oportunidad a un buen nivel que es la Liga de Ascenso, es mucho mejor que el Alto Rendimiento. Para nosotros es importante esa ayuda de la Liga. Para nosotros es importante que la preselección tenga participación y tengan una oportunidad como lo que hace la Liga”.

En los últimos días se habló mucho de Geancarlo Castro, porque Alajuelense necesita que sume minutos, así como lo hizo en el último año con Jurguens Montenegro. Por eso, la Liga planea prestarlo a un equipo de la Primera, o enviarlo junto a otros de sus compañeros de liga menor a la Segunda División.

“No me preocupa, porque es parte de la madurez de ellos. La bulla la generan mucho en la prensa, porque obviamente necesitan noticias. Conozco a Geancarlo, es muy tranquilo, centrado en lo poco que he conocido, yo sé que él junto con sus allegados, su familia y los dirigentes de Alajuelense sabrán manejar una situación como la que están afrontando”, citó Quesada.

El arranque. Vladimir Quesada inició labores como técnico de la Selección Juvenil el 27 de enero y desde entonces solo ha tenido la posibilidad de participar en seis microciclos, incluida una gira a la Zona Sur para ver jugadores de la U-15, U-17 y U-20.

Tras eso, la Sub-20 viajó a San Pedro Sula para medirse a su similar de Honduras. El primer partido terminó con empate a un gol y en el segundo pulso, Costa Rica ganó 2 a 1.

“Desde que yo llegué he estado muy tranquilo, porque los profesores de la Federación como Harold Wallace y José Sánchez hicieron un gran trabajo de visoría y, más o menos, en U-20 se evaluaron cerca de 75 a 80 muchachos en todo el país. Estoy hablando de jugadores de Linafa, de Segunda y Primera, además de ambientes como Juegos Nacionales”, detalló Quesada en charla telefónica con La Nación.

Aunque lo ideal sería entrenar con ellos en algunos microciclos, las condiciones actuales por la covid-19 complican las cosas.

“De cierto modo estoy tranquilo, porque la mayoría de estos muchachos entrenan en Primera o Segunda. La mayoría de Segunda son titulares; obviamente no los de Primera, pero sí muchos de ellos tuvieron participación en los clubes”.

Por ejemplo, en el pasado Clausura 2020, la Unafut reporta que 43 futbolistas jóvenes sumaron minutos.

“Ya el hecho de que entrenen con los de Primera División para mí es una gran ayuda. Les dimos seguimiento durante todo este periodo que no hemos podido entrenar juntos. Los hemos visitado en los entrenamientos, viendo partidos de competencia de Primera y Segunda, sobre todo a partir de que se terminaran las fases de clasificación”, destacó.

Mencionó nombres de piezas Sub-20 que actuaron en el último campeonato, como el exsaprissista Manfred Ugalde, los rojinegros Carlos Mora, Brandon Aguilera y Jurguens Montenegro, los norteños Geancarlo Alvarado y Andrey Soto, los santistas Alex Jiménez y Yosimar Méndez, así como el limonense Yorkaeff Azofeifa.

Algo similar esperaría para este nuevo torneo que comenzará el 16 de agosto, según los planes de la Unafut.

“Para nosotros es muy importante que les den minutos en el torneo nacional, pero entendemos que por la premura que se avecina será un cuatrimestre muy comprimido y probablemente al inicio, creo yo, a título personal, nuestros muchachos serán tomados en cuenta, pero conforme pasen las fechas y vayan definiéndose los clasificados, pues será menos. Los equipos y entrenadores pelearán clasificación, o por no caer en puestos de descenso”, pronosticó Quesada.

La preocupación. “Mi mayor preocupación es hacer grupo, tenemos dos generaciones increíbles de jugadores U-20 y U-17, con un perfil enorme en lo técnico, táctico y mental. Tenemos un grupo muy talentoso, ahora quiero hacer grupo y conjunto porque individualidades hay muchas y muy buenas”, destacó Quesada.

Entre esos jugadores a los que él les ve mucho talento y potencial mencionó a Daniel Chacón y Rashir Parkins; así como a los legionarios Julen Cordero, Anthony Walker y Kevin Uzueta del Girona.

“Pero recuerde que el trabajo supera el talento, entonces hay que juntar el talento y ponerlo a trabajar al servicio del colectivo”.

Debido a la pandemia, aún no está definido cuándo se disputará el Premundial de Concacaf de cara a la cita planetaria Sub-20 en Indonesia.

“No hay nada oficial, pero el clasificatorio podría ser en noviembre. Don Diego Brenes está en comunicación con FIFA y Concacaf y hasta el momento no hay nada definido”, indicó Quesada.

Eso sí, él confía en que cuando sea conveniente, pueda efectuar un microciclo por semana.

“Porque el tiempo es corto de acá a noviembre. Necesitamos realizar un microciclo de tres días por semana”.

Además, manifestó: “En cuanto a los legionarios y el resto del grupo es tenerlos a todos, un mes antes de la competencia. Acá hay gente de experiencia como don Carlos Watson y el profesor Sibaja para tener a los muchachos lo más pronto posible y la mayor cantidad de días; hay que negociar con los del extranjero”.